El-pene.com
Eyaculación precoz (acabar demasiado rápido.) Eyaculación retardada, e incapacidad de llegar al orgasmo durante el coito. Eyaculación retrógrada. Pérdida de la erección haciendo el amor. Impotencia y disfunción eréctil. 


Esta página responde preguntas como: ¿cuál es el tamaño promedio de un pene, y qué es pequeño y grande? ¿Cuáles son el largo y la circunferencia promedio de un pene? ¿Cómo cambia el tamaño del pene en la adolescencia? ¿Puede aumentarse el tamaño del pene? ¿Y qué piensan las mujeres de un pene pequeño? Más enlaces a "pequeños" grupos de apoyo. ¡Todo está aquí! Vea a continuación...


ENLACES A OTRAS PÁGINAS EN ESTE SITIO


 

Home ] El tamaño del pene ] El tamaño del pene - 2 ] El tamaño del pene -3 ] El tamaño del pene y la relación sexual ] El Pene Erecto: El tamaño y la forma ] El tamaño del pene y los hombres ] Discusión sobre el tamaño del pene ] La anatomía y la circuncisión ] La circuncisión y el prepucio ] Agrandamiento del Pene ] Agrandamiento del Pene -2 ] Los Problemas del Pene ] Problemas del pene -2 ] Sexualidad masculina ] Maneras de Mejorar el Sexo con El ] Posiciones sexuales ] La disfunción sexual ] Un moderno Kama Sutra ] Qué Postura Sexual es la Mejor Para ti ] Eyaculación precoz ] [ Falta de eyaculación y falta de orgasmo ] Condones y contraconcepción ] Masturbación ] Andropausia y la crisis de la edad intermedia ] Hipospadias ] Enfermedad de Peyronie ] Testículos y escroto ] La Sexualidad Femenina y El Clítoris ]

¡Termina ya con la eyaculación precoz!

¡Sé hoy ya mejor amante!

La Solución para la Eyaculación Precoz es el programa que ofrece la base para curar la eyaculación precoz.
 

 


¿Disfunción Eréctil?

Casi la mayoría de los hombres, en algún momento en sus vidas, sufren de disfunciones eréctiles. Nuestro pene es uno de los puntos más flacos de nuestra masculinidad y multitud de factores afectan nuestra erección.

La buena noticia es que, en la mayoría de los casos, este problema tiene solución.

Recupera tu erección ahora y cúra la disfunción eréctil fácil y rápidamente con nuestro sitio web especializado, y consigue una erección fiable todo el tiempo.


Agrandamiento del pene
El mejor sitio de la web sobre alargamiento del pene, con la información más completa de las técnicas y ejercicios naturales para agrandar el pene! Que incluye el acceso sin límites a toda la información y a videos demostrando la manera correcta de practicar los ejercicios. Además obtendrá un excelente servicio de atención al cliente las 24 hs. y garantía de reembolso del dinero sin engaños. Aún si no está seguro de que sea para usted, déle un vistazo a su página de evaluación de resultados! ¡Se sorprenderá! Haga Click Aquí para toda la información

Esta página contiene información sobre varios problemas sexuales en el orden que se muestra aquí. Haga click en el encabezado para ir al texto. Sin embargo tendría que leer la página entera, porque mucho es relevante a cualquier dificultad de erección:

1 Incapacidad de tener orgasmo durante el sexo - "eyaculación retardada" Usted puede bombear horas enteras pero nunca llega al orgasmo, ya sea con todas sus parejas o con solamente una de ellas. 

2 Solamente puede tener orgasmo de una manera P.ej., durante un método específico de masturbación. 

3 Pérdida de la erección durante el sexo Su pene se pone duro pero inesperadamente se pone fláccido de nuevo!

4 Pérdida de la erección en situaciones específicas Como al ponerse un condón o cuando se está por penetrar la vagina de la compañera. Un problema muy común y frustrante, créame, a juzgar por los mensajes que recibo.

1  Incapacidad de tener orgasmo durante el sexo

(También llamada anorgasmia o eyaculación retardada)

Aquí hay tres emails, como muchos de los que he recibido durante el tiempo que este sitio web ha estado en marcha:

1 No sé qué hacer. Soy un hombre de 29 años, sano, presión sanguínea normal, en forma y (pienso) sin problemas de estrés. Pero cuando mi mujer y yo hacemos el amor - lo cual hacemos mucho - puedo moverme en su vagina indefinidamente y no puedo acabar. A veces me he cansado tanto que he tenido que detenerme para descansar.

Créame, esto parece fantástico pero no es nada lindo. No puedo acabar y mi mujer se está trastornando a raíz de eso, no porque ella no pueda tener orgasmos (siempre me aseguro que ella esté feliz y relajada a través del sexo oral o masturbación), sino porque ella está tan preocupada por lo que me está ocurriendo. Y francamente ¡yo también! Siempre fui un poco lerdo en acabar, aún en mis días de secundaria, pero nunca me pareció un problema serio... ahora, estoy comenzando a pensar que soy un fenómeno sexual, sin mencionar que quiero desesperadamente acabar en su vagina y disfrutar del acto sexual completo, y hacer el amor nuevamente. No sé si lo sorprende escuchar que usualmente puedo eyacular bien durante la masturbación, entonces sé que no hay nada mal físicamente.. por favor, ayúdeme.

2 Mi esposa y yo hace ocho años que estamos casados y estamos listos para tener un bebé. Sin embargo yo no puedo tener un orgasmo o eyacular durante el sexo y eso ciertamente no ayuda. Tengo muy buena salud, 31 años de edad, un pene normal, y no tengo ninguna enfermedad relacionada con el sexo u otras. Mi mujer tiene muy buena salud (30 años de edad), tiene una vagina normal y no tiene ninguna enfermedad relativa a lo sexual u otras. Puedo tener orgasmo y eyacular al masturbarme entonces sé que mi cuerpo es normal. Cuando me masturbo alcanzo el orgasmo en cualquier parte en 10 a 30 minutos. Mi esposa y yo tenemos sexo estupendo, en promedio de 2 a 3 veces por semana y le doy orgasmos múltiples. Ella es muy bella y muy erótica. Adoro tener sexo con ella, pero después de tener coito 30-45 minutos seguidos, siento que la eyaculación no ocurre y a veces hasta la finjo (usando mi cuerpo y vocalmente) porque estoy muy cansado.

Mi mujer nunca parece percatar la diferencia. En realidad, toda mi vida con todas mis parejas sexuales antes de mi mujer, había tenido problemas en alcanzar el orgasmo durante el sexo. Lo he conversado en cierta medida con ella, pero no puede aceptar el hecho que no eyacule. No puedo seguirle mintiendo y realmente quiero que tengamos un niño. ¿Piensa que pude haberme condicionado durante años antes de encontrar a mi esposa, teniendo sexo sin protección con muchas mujeres (¡Gracias a Dios que no me contagié nada!) que por miedo de dejarlas embarazadas mi mente se rehúsa a permitir que mi cuerpo eyacule? ¿La masturbación tiene algún efecto? He estado tres semanas sin masturbarme sin ningún efecto. Sentí como que podría estar cerca del orgasmo durante el sexo hacia el final de ese período de tiempo, pero nada. Finalmente decidí masturbarme. ¿Lo arruiné? ¿Debo abstenerme de la masturbación completamente esperando que se acumule y esperar lo mejor durante el sexo? Un pensamiento "¿lo lograré esta vez?" durante el coito instantáneamente mata todo el proceso.

3 ¡Socorro!  Tengo un problema sexual y es tan raro que jamás había escuchado de él. No sé con quién más hablar esta problema. Espero que pueda darme algún consejo. Comencé masturbándome a la edad de once años. Sin embargo, mi técnica es distinta a la de otros. Coloco una almohada entre mis muslos y me acuesto sobre el lado derecho. Mi pene queda entre mi vientre y la almohada. Puedo lograr el orgasmo empujando mi pene contra la almohada. Esto usualmente toma entre 4 y 10 minutos. Lo extraño es que la técnica sólo funciona sobre mi lado derecho. No tiene ningún efecto cuando me acuesto sobre el lado izquierdo. El problema es que no puedo lograr el orgasmo usando el método "típico" de masturbación. El trabajo con la mano no ofrece la misma estimulación que la almohada. Tampoco puedo alcanzar el orgasmo durante el sexo oral o actividad sexual regular. No hay suficiente estimulación. La única manera en que puedo tener el orgasmo es acostado sobre mi lado derecho usando una almohada. Mi mujer y yo queremos tener niños. No poder tener orgasmo durante el sexo es un obstáculo gigantesco. Además, ella se culpa a sí misma cuando ve que no puedo acabar durante el coito. Le he dicho repetidamente que el problema es mío y no de ella.

4 Tengo una pregunta inquietante. He encontrado al hombre más maravilloso. Ambos tenemos 47 años. Vivimos en distintos estados, hemos comenzado una maravillosa vida juntos y pronto nos casaremos. El problema es que vive tan lejos y que él ha estado solo mucho tiempo antes de encontrarme. Él se ha estado masturbando un promedio de 4 a 6 veces por semana por muchos años. Ahora que estamos juntos hemos tenido experiencias sexuales, sin embargo, no hemos podido estar demasiado tiempo juntos porque él siempre tiene que volver a su casa. Cuando estamos juntos, se excita mucho, pero ha habido veces cuando casi alcanza el clímax que no puede acabar. Entonces pierde su erección, aún estado dentro de mí. A veces él puede acabar, otras no puede. A veces cuando pierde la erección le vuelve, otras veces no. Me siento rechazada, aun cuando dice que lo excito. ¿Cuál es el problema? ¿Es que ha estado solo tanto tiempo, y su masturbación lo ha hecho capaz de satisfacerse sólo a sí mismo? Hemos decidido que debe dejar de masturbarse mientras no estemos juntos, así puede lograr acostumbrarse a estar conmigo. Quiero casarme con este hombre, pero este problema realmente se pone en el medio. Cuando él acaba estando conmigo, es un trabajo largo y tedioso hacerlo llegar a ese punto. Por favor ayúdenos con esto antes que sea demasiado tarde.

Pienso que la incapacidad de tener el orgasmo y eyacular durante el sexo oral o el coito es el problema sexual del varón menos reconocido. Y eso no es sorprendente - tendemos a pensar en las dificultades sexuales masculinas o bien como acabar demasiado rápidamente - que es tratado en alguna otra parte de esta página - o como incapacidad de tener una erección. Pero estar excitado, y poder moverse en una vagina indefinidamente sin acabar, o tener la deliciosa experiencia de sexo oral de una mujer que lo ama, y aún no poder acabar - bueno, eso es algo que la mayoría de los hombres encontrarían difícil de comprender.

Sin embargo, como digo, no es poco común. Entonces ¿por qué ocurre?

Hay un amplio rango de grados de dificultad con la eyaculación, como con muchos otros problemas sexuales: algunos hombres pueden acabar solamente en situaciones muy específicas y a veces más bien inusuales. Por ejemplo, un hombre me dijo que solamente podía eyacular si estaba siendo dominado por una mujer de tacos altos amenazándolo con pegarle: esta más bien triste historia parecía proceder de su relación represiva pero sexualizada como niño con su madre. Algunos hombres pueden eyacular pero no experimentan la sensación de orgasmo (también un problema sorprendentemente común.) Algunos hombres tienen orgasmo pero no eyaculan. Otros simplemente no pueden acabar en absoluto. Supongo que esto genera la pregunta de si todos estos problemas están relacionados, o si tienen orígenes diferentes.

Como expliqué en la página sobre excitación y eyaculación de este sitio, para los hombres, la eyaculación es un proceso de dos fases, la primera de las cuales es llamada emisión: este es el momento en que el sujeto experimenta esa sensación de no retorno, cuando cualquier cosa podría pasar, y sin embargo él acabaría igual - pienso lo que expresé como si su madre, sacerdote y ex-novias pudieran todos entrar a la habitación y él acabaría igual, aunque ¡podría estropear un poquito la experiencia! Técnicamente la emisión representa el momento en que las vesículas seminales vacían sus contenidos en los conductos eyaculatorios (vea la página de los testículos si necesita saber lo que son estas cosas): después de eso, la eyaculación es inevitable, y la fase siguiente - llamada expulsión - consiste en poderosas contracciones musculares que envían volando el semen al mundo cruel más allá del pene.

Naturalmente, cuando alguna o ambas de estas respuestas se trastorna, las cosas van mal. La emisión sin expulsión conduce a un goteo de semen sin mucha sensación emocional o física: en tanto que la expulsión sin emisión involucra muchas contracciones musculares, y consecuentemente algunas de las normales sensaciones del orgasmo, pero sin expulsión de semen. Entonces ¿por qué van mal una o ambas de estas reacciones?

Primero, hay un componente de envejecimiento - es un hecho triste pero inevitable que para el hombre, al ponerse mayor, puede resultar más difícil para él alcanzar el orgasmo. Esto es parcialmente debido a los niveles disminuidos de testosterona y parcialmente debido a una disminución en la sensibilidad de su cuerpo a la testosterona. Puede haber también una disminución en la intensidad de su excitación por estar tan familiarizado con su pareja de larga data - usted sabe lo que quiero decir - no es que la pareja no lo excite más, pero todos sabemos que no hay nada como la primera carne del amor para excitar sexualmente a un hombre. Además, cuando alcanza el orgasmo, todo puede parecer mucho menos gratificante que lo que fue alguna vez porque tiene menor tono muscular, la potencia de su eyaculación más débil, y el placer que le dan sus contracciones mucho menor. Adicionalmente, si él eyacula menos semen - quizá por una operación de próstata - esto también disminuirá la sensación de su orgasmo.

Hay muchas otras cosas que pueden ir mal. Cualquier lesión al sistema nervioso central, o daño por intervenciones quirúrgicas de problemas de próstata, o cualquier otra cirugía en la región de los genitales, puede afectar a los nervios que controlan las respuestas sexuales del hombre y causar dificultades eyaculatorias. La diabetes a menudo es culpable, por el deterioro nervioso que induce esta enfermedad. Las drogas también pueden ser un problema, ambas, las recetadas, especialmente algunas usadas para tratar la depresión y ansiedad, y las drogas no recetadas para uso personal. Muchos analgésicos compiten con la testosterona por los receptores de ésta en los tejidos del hombre y en consecuencia causan una disminución en la sensibilidad sexual; y drogas recetadas para bajar el colesterol o la presión alta pueden afectar el impulso sexual del hombre. En síntesis, la sexualidad del varón puede ser algo frágil. Lo primero que hay que preguntar cuando un hombre tiene problemas sexuales conciernen a la diabetes, uso excesivo de drogas, alcohol o heridas. Si ninguna de éstas parece ser relevante entonces puede haber un componente emocional. Ciertamente algo puede hacerse en todos los casos, por lo tanto si no se ve muy brillante ahora ¡no desespere! 

Agrandamiento del pene
El mejor sitio de la web sobre alargamiento del pene, con la información más completa de las técnicas y ejercicios naturales para agrandar el pene! Que incluye el acceso sin límites a toda la información y a videos demostrando la manera correcta de practicar los ejercicios. Además obtendrá un excelente servicio de atención al cliente las 24 hs. y garantía de reembolso del dinero sin engaños. Aún si no está seguro de que sea para usted, déle un vistazo a su página de evaluación de resultados! ¡Se sorprenderá! Haga Click Aquí para toda la información

Causas físicas de los problemas eyaculatorios

Diabetes mellitus
Esclerosis Múltiple
Daños en la médula espinal
Simpatectomía
Tabes dorsalis
Proctocolectomía
Infarto
Cistectomía
Cirugía Cardíaca

Drogas que pueden interferir con la erección o la eyaculación

Medicamentos para la presión: Beta bloqueadores, Verapamil (Calan), Reserpina (Hydropes), Clonidina (Catapres), Methyldopa (Metildopamina)(Aldomet)
Diuréticos: Thiazides, Spironolactona (Aldactone), Hydralazine
Antidepresivos: Prozac, Lithium, MOA's, Tricíclicos
Medicamentos para la digestión: Tagamet and Zantac, más otros compuestos que contengan Cimetidina y Ranitidina o componentes asociados
Drogas anticolesterol
Antipsicóticos: Clorpromazina (Thorazine), Pimozide (Orap), Thiothixine (Navane), Thiordazine (Mellaril), Sulpiride, Haloperidol (haldol), Fluphenazine (Modecate, Prolixin)
Medicamentos para el corazón: Clofibrate (Atromid), Gemfibrozil, Diagoxin
Hormonas: Estrógeno, Progesterona, Proscar, Casodex, Eulexin, Corticosteroides
Antagonistas de liberación de Gonadotropina: Zoladex y Lupron
Agentes citotóxicos: Ciclofosfamida, Methotrexate, Roferon
Antiinflamatorios no esteroides

Otros incluyen Alprazolam, Amoxapine, Clordiazepóxido, Sertraline, Paroxetine, Clomipramine, Fluvoxamine, Fluoxetine, Imipramine, Doxepine, Desipramine, Clorprothixine, Bethanidine, Naproxen, Nortriptyline, Thioridazine, Tranylcypromine, Venlafaxine, Citalopram, benzodiazepinas en general (Valium, Rivotril.)

Basado en: Beyond Viagra (Más Allá de Viagra) por el Dr.Alfred  Newman, MD, publicado por Starhill Press, Alabama, 1999. Y Principles and Practice of Sex Therapy (Principios y Práctica de la Terapia Sexual) por Sandra Lieblum, the Guilford Press, New York, 2000.

Chequee el envase de su medicamento para ver si podría ser el culpable (le recuerdo, podría aún ser el culpable y no decirlo.)

Y algunos otros: Alcohol, Anfetaminas, Metoclopramida, Opiáceos, Anticonvulsivos, Cocaína... bueno, estoy seguro que obtiene la idea. 

El componente emocional

¿Y si ninguno de los de arriba parece ser relevante? Ciertamente mis corresponsales citados arriba parecen no tener problemas físicos... así que quizá debemos comenzar a mirar en el componente emocional de estos problemas sexuales, o quizá en cómo el hombre ha aprendido a responder a situaciones sexuales - en otras palabras, cómo han sido condicionados su mente y su cuerpo. A propósito, al discutir estos problemas quiero tratar al orgasmo y a la eyaculación como si estuvieran relacionados inevitablemente, y uno no ocurre sin el otro. Esto realmente no es cierto para los hombres en que el orgasmo y la eyaculación pueden separarse realmente - esto está relacionado con el sexo Taoísta - pero como hipótesis de trabajo está bien, porque los problemas a los que nos estamos refiriendo en esta sección es una incapacidad para tener el orgasmo o eyacular, y los hombres que tienen este problema están buscando una solución simple. Quieren una solución que les ayude a disfrutar del sexo con orgasmo y eyaculación.

Algo crucial que hay que comprender cuando se habla de incapacidad de llegar al orgasmo (conocido médicamente como anorgasmia) y eyacular es que la eyaculación no es una reacción automática y refleja por estar dentro de una vagina y moverse. O más bien, no debe ser una reacción automática: el orgasmo y la eyaculación pueden realmente ser alcanzados bajo control consciente. Déjeme explicar. Como describo en la sección sobre eyaculación precoz de esta página, la mayoría de las primeras experiencias sexuales de los hombres son muy directas: se obtiene la erección, se inserta el pene en la vagina de su novia dentro de la cual se puede eyacular inmediatamente, o se puede mover un minuto o dos antes de acabar, ¡ya sea que lo quieran o no! Pienso que muchos de nosotros asumimos que esta es la secuencia normal de eventos durante el sexo. Si lo es, sin embargo, tiene que preguntarse ¿por qué algunos hombres que pueden empujar treinta minutos o una hora o más, pueden entonces decidir eyacular cuando quieren? La respuesta es que tienen control consciente sobre su reflejo eyaculatorio, y pueden decidir literalmente cuándo quieren "dejarse ir" y acabar. Si la eyaculación puede ser un proceso controlado conscientemente, no es un gran salto asumir que si un sujeto NO PUEDE acabar cuando no hay problemas físicos que se lo impiden, puede estar impidiéndose acabar él mismo, consciente o inconscientemente.

Me doy cuenta de que esta puede ser una conclusión mal vista. Siempre parece más fácil tratar con problemas físicos que con emocionales, pero la evidencia lo confirma. Muchas emociones complejas, algunas de las cuales pueden estar tan escondidas que el sujeto no las percibe, pueden contribuir a la imposibilidad de eyacular. Por ejemplo, el temor es un factor muy importante en el problema... miedo de no poder satisfacer a una mujer (¡realmente, la arrogancia de la psiquis masculina! ¡Como si la satisfacción sexual femenina dependiera enteramente de las actividades del hombre!); miedo de no cumplir con sus expectativas; miedo, inclusive, de acabar demasiado rápidamente; miedo de que ella lo abandonará, etc.; puede pensar en muchos más. El otro gran culpable es el enojo, donde sentimientos ambivalentes existen hacia un compañero en una relación - por ejemplo donde el amor y el odio son componentes de los sentimientos mutuos de una pareja. ¿Pero cómo se relaciona esto con el sujeto que sólo podía lograr el orgasmo por medio de la masturbación de una forma determinada? Bueno, espero que eso se aclare al avanzar.

Lograr el orgasmo y la eyaculación normales

El aspecto más raro de muchas de estas historias es que los sujetos implicados han recurrido a fingir el orgasmo para intentar salir de sus dificultades. En muchos casos usan un condón de modo que la ausencia de reflujo (escurrimiento lento de semen desde la vagina después del coito) no los delata; en otros casos parece que sus esposas son quizá un poco ingenuas, hablando sexualmente, y no advierten la ausencia de la eyaculación. Sin embargo, un orgasmo fingido introduce otro elemento destructivo en el problema, y más aún, erosiona la comunicación por el problema entre los compañeros. Esto no me sorprende, porque los hombres ven muy a menudo estas cuestiones como algo que deben resolver por ellos mismos. Hay toda clase de suposiciones de los varones sobre la fuerza masculina y debilidad aquí: muchos hombres ven como un fracaso si no pueden lograr una erección, follar (coger), y eyacular a pedido, y ¡no son propensos a discutir lo que ven como sus fracasos con sus compañeras! Pero no lograr la eyaculación le causa al hombre gran frustración, y si la pareja averigua lo que ha estado pasando, puede concluir que no puede confiar en su compañero o sentirse herida porque ha sido defraudada.

Entonces está nuestra primera pista para una cura - buena comunicación en la pareja. Es un cliché, pero sin embargo es un hecho, que una buena relación está basada en la buena comunicación: no solamente sobre dificultades sexuales, sino también sobre asuntos emocionales. Si el hombre tiene problemas al eyacular porque está enojado por la falta de respuesta sexual de su pareja, o porque siente su resentimiento oculto por el sexo (siendo vista como un objeto sexual, quizá, y no apreciada por ella misma), o inclusive en su falla en eyacular, puede ser increíblemente difícil acercarse al asunto franca y abiertamente. Para algunos de nosotros, es simplemente que no sabemos cómo comunicar temas emocionales, mientras que otros tienen una resistencia estructurada porque ven tales discusiones como débiles o poco masculinas.

Otros hombres pueden temer herir a su pareja hablando francamente, o pueden quizá anticipar su enojo si ella interpretara lo que está siendo dicho como culpándola por el problema. No hay un camino sencillo a la apertura emocional, especialmente si usted nunca ha aprendido cómo comunicar sus sentimientos y pensamientos de una manera adulta... se sugiere a menudo que los consejeros pueden ser útiles, y ciertamente pueden serlo si es lo suficientemente afortunado en elegir un profesional competente, experimentado y sensible más que uno de los muchos charlatanes alrededor. Es triste decirlo, pero muchos hombres rechazan aún esta opción, al menos hasta el punto donde la misma supervivencia de su relación puede ser amenazada. Quizá una de las opciones menos amenazantes para el sujeto cerrado emocionalmente sea leer un libro, y yo recomiendo algunos útiles abajo.

Quizás la razón psicológica más común por la que un hombre no puede eyacular durante el coito es que él está resentido por el balance de poder o influencia en derredor del sexo en la relación de pareja. Muchos hombres y mujeres se aferran, quizá inclusive inconscientemente, a la creencia que el hombre debe conducir en el sexo, o que la mujer es menos sensible sexualmente que el hombre, y que su orgasmo y placer sexual son algo que él debe "darle" - y, en consecuencia, que si no puede darle el orgasmo, o aún placer sexual o satisfacción, entonces él ha fallado como amante, y quizá como hombre. Hay mucha presión sobre los hombres para verse como máquinas sexuales, listo y capaz de hacer el amor a la menor provocación... pero la verdad, desde ya, es que el deseo del hombre puede ser tan delicado como el de la mujer, y que ciertamente no se presenta hacia todas las mujeres, todo el tiempo; o incluso hacia una mujer, todo el tiempo.

Pero al menos que el hombre esté emocionalmente maduro y la pareja esté en una relación de amor y confianza, puede encontrar difícil de expresar sus propias dudas, o el hecho de que quiere caricias más que tener sexo, o que se siente resentido porque siempre se espere que conduzca todo en el sexo. Y todo esto supone que no hay resentimientos no expresados o enojo carcomiendo la relación... Y este enojo puede tomar cualquier forma, y puede tener cualquier motivo. En un caso, el hombre que no podía eyacular estaba enojado con su pareja, pero llevó cierto tiempo establecer que la causa era el hecho que ella era más exitosa en su carrera que él en la suya. Ella pasaba mucho tiempo lejos de él, y él se quejaba porque el único momento que estaban juntos era cuando hacían el amor. Parecía casi como si no eyaculación fuera un intento de retenerla más tiempo... ¿o quizá un modo de castigarla por no pasar más tiempo con él? En muchos casos, las parejas con dificultades de orgasmo están enojadas, resentidas, ambivalentes o tienen algunas otras emociones subyacentes afectando su relación.

Incapacidad de eyacular con una pareja - "anorgasmia de pareja"

Este término es usado por el terapeuta Bernard Apfelbaum donde el hombre puede lograr una erección suficientemente dura para penetrar una pareja pero no puede acabar durante el coito. Cuando el hombre no puede acabar durante el coito, puede ser un problema con todas, o solamente con una pareja en particular, una condición llamada "anorgasmia específica de pareja". Otra cosa sorprendente de este problema es que el hombre que experimenta la anorgasmia o eyaculación retardada a menudo tiene erecciones asombrosamente duraderas, y aun cuando admiten sentirse hostiles o no encendido por sus parejas frecuentemente pueden proveer coito vigoroso y duradero suficiente para que la mujer tenga orgasmos múltiples. Uno puede preguntarse ¿qué está pasando? Bueno, si el problema es específico de una pareja, y el hombre puede tener coito normal con otra pareja, entonces la causa de la dificultad eyaculatoria parecería ser un problema de relación. Por contraste, si el hombre no puede tener orgasmo con cualquier mujer aun cuando siempre logra la erección y pueda eyacular por masturbación, entonces él mismo tiene un desafío sobre su actitud hacia el sexo, y muy probablemente, hacia las mujeres. Y también su relación puede estar de una manera muy mala.

Para muchos hombres que leen esto, las próximas aseveraciones pueden ser difíciles de tomar. Los hombres frecuentemente tenemos problemas en expresar nuestros sentimientos, y mi trabajo en el campo de la terapia me ha mostrado una y otra vez que mucha gente realmente no puede ni siquiera identificar sus emociones: esto es, no le pueden poner una etiqueta a su experiencia emocional. Esto puede significar que aún cuando pueda haber algo de verdad en la aseveración que viene, usted puede no llegar a verlo. Pero piense en el enunciado y vea si se asemeja a su experiencia. Aquí está: de acuerdo con Apfelbaum, la anorgasmia específica de pareja es (al menos algunas veces) un signo de que al hombre al menos le disgusta su pareja, o está resentido, o siente hostilidad hacia ella, o se siente rechazado emocionalmente por ella, o él siente que no desea fecundarla, o que desea negarle el placer de verlo llegar al orgasmo por medio del coito. La visión convencional, dice, es que estos hombres son vistos como  disfuncionales erectiles (lo que quiere decir, más o menos, deficiente o incluso defectuoso - mis palabras.) Él dice que son animados a pensar que deben satisfacer las expectativas de sus mujeres de coito exitoso sin importar la razón por la que no pueden acabar, y que deben dar más - aun al extremo, presumiblemente, de dar su semen a su mujer cuando no quieren...

Es más, los hombres en esta posición a menudo parecen compelidos a ponerse a prueba y satisfacer a su pareja, aun cuando no encuentren su presencia o contacto sexy o estimulante. Apfelbaum lo resume así: "En todos mis casos, el eyaculador retardado es un clásico ejemplo del compañero que es incapaz de tomar para sí, de ser egoísta, o... de ser responsable de su propia satisfacción. Es únicamente estando solo que puede disfrutar sus propias sensaciones sin preocuparse de la satisfacción de su pareja... Él es el caballo de tiro del sexo... haciendo el trabajo de 10." Es evidente, si esto es cierto, que hay mucho enojo escondido y mucha culpa flotando en algún lugar de la relación. Y el hombre que se siente culpable por no poder acabar se comporta como si su organismo estuviera diseñado para satisfacer las necesidades y deseos de la mujer más que los suyos propios.

Parece ser una creencia común de los terapeutas sexuales y de los hombres que van a verlos con anorgasmia que estos pacientes mantienen su erección porque no es aliviada por el orgasmo y la eyaculación. Pero Apfelbaum observa que parece casi como si la erección fuese automática, a pesar del hecho que él puede no querer sexo, y se siente casi como compelido a usarlo, aun cuando no esté excitado. Apfelbaum sugiere que por razones desconocidas, estos hombres pueden lograr una erección aun cuando su nivel de deseo por su pareja es muy bajo: tan bajo, quizá, que en otros hombres no habría erección en absoluto. Él respalda esto por la observación que muy a menudo los hombres en esta posición experimentan un pene insensible, que no les produce la excitación incrementada gradualmente ni la sensación necesaria para estimular la excitación y el orgasmo - en otras palabras, no están encendidos, y su deseo es bajo. Sin embargo, cuando se masturban, los hombres en esta situación pueden encontrar que su pene es sensible y disfrutar de las sensaciones de tocarse, y experimentar la estimulación siempre creciente que conduce al orgasmo y la eyaculación.

Autosexualidad

Una de las cosas más raras sobre la anorgasmia específica de pareja o eyaculación retardada es que el hombre con el problema puede masturbarse hasta el orgasmo exitosamente. Si se los presiona, muchos de estos hombres admiten que realmente prefieren la masturbación por mano propia al coito. (Puede haber, sugiere Apfelbaum, muchos más hombres como éstos, que evitan parejas sexuales en general, y entonces nunca son identificados como anorgásmicos durante el coito.)

Quizá esto es porque solamente libres de la necesidad compulsiva de satisfacer a su pareja, pueden gozar de su propio toqueteo, de su propia sexualidad, y de su propio orgasmo. Alrededor de un 35% de hombres tratados por eyaculación retardada dicen que gustan más su propio toque que el de su pareja porque "después de todo, quién me comprende mejor que yo... ¡lo he estado haciendo toda mi vida!" Apfelbaum dice que los hombres que piensan así pueden también sentir culpa de que realmente pueden preferir su propia estimulación más que estar con una pareja, y así se encierran dentro de un círculo de querer más desesperadamente satisfacer a su pareja pero resentidos por la sensación de lo que "tienen" que hacer. Pero me parece a mí que disfrutar del sexo con usted mismo más que con una pareja no está necesariamente mal, si eso es lo que se quiere.

El método de tratamiento "usual"

La meta de la terapia "normal", por la cual quiero decir "tradicional", es una forma de desensibilización progresiva - un término que significa que el hombre es traído más y más cerca a una vagina estando excitado sexualmente (distinto de sólo tener una erección dura, lo cual, como mencioné arriba, puede ocurrir sin mucha excitación sexual detrás), hasta que finalmente su resistencia a eyacular en la vagina se desensibiliza y él puede acabar normalmente. En la práctica, esto significa llevar a una situación en la cual el hombre con eyaculación retardada puede acabar realmente, tomando forma el tratamiento. 

Imagine que un hombre puede eyacular mientras se masturba si fantasea teniendo sexo con otra mujer, real o imaginaria. La primera etapa de la terapia tradicional para este hombre es discutir la masturbación y fantasía con su pareja. El paso siguiente requiere que el hombre se masturbe solo pero estando su pareja en algún lugar cerca - por ejemplo, mientras él se masturba en el dormitorio ella puede estar escaleras abajo. Asumiendo que él puede hacer esto, varios días después, se le pide que se masturbe mientras su mujer está más cerca - quizá en el cuarto contiguo.

Este proceso de desensibilización lo llevará a poder masturbarse estando cerca de ella, digamos en la cama. Una vez que puede hacer esto en su presencia, el tratamiento pide que su pareja lo masturbe hasta el orgasmo - pero nuevamente el proceso debe ser lento y gradual, así, por ejemplo, ella puede comenzar a tocarlo sólo después que él ha alcanzado el punto de emisión (ese momento cuando el hombre sabe que va a acabar, y no puede hacer nada para evitarlo.) Esto significa que el hombre se masturba hasta este punto del ciclo de excitación sexual, entonces le dice a su mujer que se haga cargo y lo ayude a terminar el trabajo, quizá al principio ubicando su mano sobre la de él, al llegar al orgasmo. Su resistencia, dice la lógica, se supera por defecto - él no puede sino eyacular! Después, ella se hará cargo completamente cuando alcance el punto de emisión. Después que ha podido eyacular con ayuda de ella de esta manera, se le pedirá a ella que lo masturbe por períodos más largos al acercarse al orgasmo, hasta que finalmente puede llegar al clímax exitosamente por medio de ella masturbándolo. Él puede expresar abiertamente la fantasía que lo ayuda a acabar con su mujer, o puede mantenerla para sí mientras ella lo masturba.

El paso siguiente del tratamiento para el hombre es aprender (o reaprender) a eyacular más y más cerca de la vagina de su pareja. No le está permitido masturbarse solo en absoluto - él debe hacerlo solamente estando presente su mujer o pareja. Ella lo masturbará hasta el orgasmo estando cerca de la abertura vaginal, y cuando puede hacer esto, la pareja avanzará gradualmente mediante una combinación de trabajo manual y movimientos en la vagina. Para comenzar, él la penetra cuando está cerca del orgasmo, probablemente en el punto e emisión si la pareja puede ser lo suficientemente rápida, de manera que nuevamente él no tiene elección en el asunto - él eyacula dentro de su vagina. La recomendación usual es que el hombre permanezca acostado de espaldas con su pareja montándolo al masturbarlo - entonces, cuando él avisa que está por acabar, ella monta rápidamente su pene y él eyacula dentro de ella. El objetivo de la terapia es prolongar el período de coito paso a paso, y entonces el próximo paso es tener a la mujer montada al hombre mientras lo masturba hacia el orgasmo.

En un determinado punto antes de su orgasmo - esperemos que un tiempo cada vez más prolongado antes del orgasmo con cada sesión de sexo - el hombre inserta su pene y tiene sexo. En este punto se requiere que la mujer mantenga algún contacto manual con el pene, de modo que la fricción aplicada al pene sea mucho mayor de lo que sería durante el coito sólo. Obviamente esto provee más estimulación y hace más probable que él alcance el orgasmo. 

La pareja necesita encontrar una posición para el sexo en la que el pene del hombre pueda ser apartado lo suficiente de ella para aplicar trabajo de fricción de mano y dedo entremedio de sus empujes. Se recomienda a menudo la posición lado a lado - al estar la mujer manteniendo sus piernas juntas, para aumentar la fricción. Ella mantendrá contacto manual con su pene al salir después de cada penetración - así que nuevamente, si él está suficientemente cerca de la eyaculación cuando entra, el debe poder lograr el orgasmo con la combinación de empuje y trabajo de mano: resumiendo, el objetivo es que él eyacule dentro de su vagina después de períodos más y más largos de coito cada vez. 

Una ligera variación sería lograr el orgasmo del hombre por masturbación, como describí arriba, para que entonces la pareja tenga un breve período de penetración antes que la mujer estimule al hombre oral y manualmente hasta el orgasmo. Entonces su pareja lo masturbaría o le haría sexo oral hasta cerca ce la eyaculación, y entonces insertar su pene rápidamente en su vagina a último momento entre la emisión y la eyaculación - de manera que él está dentro de ella en el punto en el cual su eyaculación es inminente..

Asumiendo que esto es medido correctamente - el hombre acostado de espaldas, y la mujer bajándose sobre él cuando está por eyacular - entonces experimentará una eyaculación vaginal, aun cuando esto no haya sido estimulado por coito vaginal. El paso siguiente en esta variación sobre un tema sería hacer el período que el sujeto pone su pene dentro de su pareja ligeramente más tiempo cada vez, hasta llegar al límite de la eyaculación por estimulación vaginal.

El aspecto crucial de este tratamiento, en el cual descansa su éxito, es la intensidad del nivel de estimulación del hombre por su compañera, y su habilidad de desconectar sus facultades críticas y perderse en su fantasía sexual. A más estimulación, mejor, dice la lógica, entonces frecuentemente se sugiere que el hombre use material erótico (porno, para usted o para mí) para incrementar su excitación - y presumiblemente también, en consecuencia, cualquier cosa que ayude a su excitación, incluyendo la ropa de su compañera, usar juguetes sexuales, hablar sucio o lo que sea que encienda al sujeto. No se le habrá escapado, sin embargo, que este método no menciona la necesidad de resolver los problemas de relación que pueden yacer en la raíz de los problemas sexuales.

Otro modo de ayudar a un hombre con este problema, si problema es la palabra correcta, es usar una técnica sencilla para disminuir la autocrítica. Así por ejemplo, si el hombre que usa este tratamiento se encuentra comenzando a ser autocrítico o preguntándose si va a tener un buen orgasmo esta vez al estar empujando, se le pide que detenga el coito en seguida, sin intentar tener el orgasmo, y cuando ha salido de su pareja, no eyacular en esa ocasión, incluso por masturbación. Lo mismo vale si tiene estos pensamientos la próxima vez - en otras palabras, se le "permite" eyacular si no piensa en el proceso. Esto tiende a reforzar la urgencia sexual y deseo por liberar reduciendo también la tendencia del hombre a interferir conscientemente en el proceso, en consecuencia, por así decirlo, ayudando al proceso de trabajar hacia orgasmos relajados y fluidos, sin la intervención del pensamiento consciente de la autocrítica.

[Otra variación de eyaculación retardada - emisión sin eyaculación.

En algunos casos - muy pocos - el hombre logra una erección, puede disfrutar el coito, y siente entrar a la etapa de emisión de la eyaculación - la parte donde e semen es expulsado a los pasajes superiores del pene - pero falla en lograr la poderosa etapa de emisión de la eyaculación, que es la parte de la respuesta eyaculatoria en la que poderosas contracciones de los músculos alrededor del pene expelen el fluido seminal acompañado de sensaciones de placer físico y liberación emocional. De acuerdo a la terapeuta sexual Helen Kaplan, los hombres con este desafío son frecuentemente demasiado críticos de sí mismos, y preocupados por su performance. El tratamiento es el mismo que para la eyaculación retardada como se describió arriba.]

El tratamiento convencional descrito arriba para la eyaculación retardada a menudo parece muy cruel - al menos para el pene del sujeto. La estimulación manual que es una parte esencial del tratamiento es a menudo agresiva y forzosa, puesto que esta rudeza puede ser necesaria para estimular su reflejo eyaculatorio. Y como señalé arriba, aun cuando el problema exista solamente con una pareja, el hombre que no puede tener orgasmo durante el sexo es visto a menudo como culpable, aun cuando bien puede ser perfectamente legítimo para él no querer sexo, o experimentar algunos sentimientos negativos hacia su pareja. En realidad lo que puede necesitar es terapia de pareja, ¡no terapia sexual! Es un hecho raro, sin embargo, que este tratamiento a veces funcione: al menos, le restituye al sujeto la habilidad de eyacular en una vagina. Es como si una experiencia de eyaculación en una vagina fuese una manera del sujeto de superar su respuesta eyaculatoria inhibida, casi como si una eyaculación vaginal rompiera el hechizo, y después de eso él estuviera bien.

Este tratamiento también ha sido criticado porque demanda mucho del hombre - que él casi tenga que renunciar a su orgasmo y esto de un hombre que puede estar teniendo dificultades sexuales en primer lugar porque siente resentimiento teniendo que dar tanto a su pareja, cuyo papel en la relación puede ser pasivo y tímido de todos modos. Apfelbaum hace el siguiente comentario de algunos de los hombres en esta situación: "...su experiencia en el sexo es de una continua demanda por funcionar... pero él no tiene manera de experimentar él mismo como que es usado. En cambio, tiene destellos de disgusto y/u odio por su pareja. También se siente disgustado con su propia eyaculación, como expresando temor de ensuciar a su compañera. Yo tomo esto como un signo de su estado de no excitación. La gente en una situación sexual no estando excitada a menudo tiene reacciones de disgusto que desaparecen al estar excitadas." (Principles and Practice of Sex Therapy (Principios y práctica de la Terapia Sexual) ed., Sandra Leiblum, pub., The Guilford Press, 2000.)

Otra dificultad es que la masturbación ruda e intensiva que puede ser necesaria para lograr que el hombre se acerque al punto del orgasmo y la inserción de su pene en la vagina son demandas pesadas para poner en la compañera que puede resentirse y frustrarse por la incapacidad de su pareja de eyacular. Estas demandas pueden empeorar si ella sabe demasiado bien que el hombre simplemente no está excitado por ella, un hecho que ella sentirá rápidamente si es verdad. Ninguna de estas parece ser una receta para una feliz resolución de los problemas...

Un nuevo modelo de tratamiento

Bueno, lo primero que pienso que vale la pena decir es que realmente es legítimo preferir la masturbación al coito. Esto puede no ser ideal por muchas razones, no la menor de ellas siendo que puede privar a una pareja de tener hijos donde es deseado (aunque también es posible que sea realmente bueno, porque como podrá advertir, muchas relaciones donde existe anorgasmia tienen dificultades subyacentes que no es probable que se resuelvan con la llegada de un niño), y puede no ser el modelo preferido convencionalmente, ¡pero es legítimo! Y también es importante aceptar que su orgasmo es para usted - no para su pareja. ¡Sí, lo es! Por una cosa, ¡es más bien difícil tener un orgasmo para alguien más! Sus parejas tienen sus propios orgasmos que pueden disfrutar, y mientras ellas pueden disfrutar verlo tener su orgasmo, me siento impulsado a citar el viejo dicho que todos estamos solos en el momento del orgasmo. Por cierto no es egoísta tener un orgasmo dentro de una mujer sólo para su propio disfrute ¡(asumiendo que ella está de acuerdo con el proceso, desde ya)!

Tampoco está equivocado no querer tener un orgasmo dentro de una mujer, o no querer un embarazo. Por otro lado, tanto el hombre como la mujer podrían sentirse justificadamente "usados" por una pareja que disfruta sus cuerpos, quizá más bien egoístamente, simplemente por la satisfacción de coito prolongado. 

Pero estas cosas necesitan ser comunicadas. Suponga que al compañero se le deja decir que está resentido de su trabajo duro en el sexo, o por las demandas puestas en él. Suponga que la mujer encuentra una manera de expresar su decepción por lo físicamente implacable del sexo, un contacto sexual con tan poca intimidad emocional ¿sería satisfactorio para ella? Es a través de la comunicación de este tipo que la pareja comienza a cambiar sus patrones de comportamiento y se contacta con sus sentimientos y sus energías más auténticas - emocional y sexual.

Por lo tanto, si encuentra al sexo aburrido, o de mal gusto, o más como un trabajo que como un placer, o que su pareja no lo excita, puede valer la pena experimentar decir estas cosas - en una manera que proteja al ego de su pareja, al menos, supongo, que no le importe más, en cuyo caso la relación probablemente ya esté concluida de todos modos. La contra de todo esto es que a la mujer se le debe permitir expresar sus quejas, porque ella también tendrá ciertamente algunas percepciones inexactas o falta de comprensión sobre la naturaleza del sexo - ella puede, por ejemplo, no darse cuenta de que el hombre se resiente siendo el "caballo de tiro" del sexo, haciendo todo, y no es probable que ella quiera sexo de esta manera una vez que sabe esto. 

Aún asumiendo que usted está tratando de alguna manera con cualquier acumulación de resentimiento no expresado, enojo o falta de comunicación, todavía está el problema de la terapia física - por lo cual quiero decir, cómo le va en volverse completamente funcional en lo sexual otra vez? Ahora, ¡esa es la pregunta del millón de dólares! Supongamos por un momento que podría hacer la meta del sexo no tener orgasmo dentro de la mujer, preferentemente después que ella haya tenido varios orgasmos gritados, sino simplemente estar cerca, sentir intimidad, afecto y calor hacia ella.

¿Suena como una idea extraña? Supongo que probablemente sí. Estaba consciente cuando escribía de la excitación en mi cabeza de pensar en estar con, al lado de, arriba de, o incluso dentro de una mujer mientras gime con el placer de su orgasmo (especialmente uno que "yo le haya dado"), y pienso en una manera que demuestre el poder del pensamiento convencional masculino: no es que encuentre la idea de las caricias y estar contenidas ingrata... es sólo que mi mente se vuelca al pensamiento de ser un buen compañero sexual más fácilmente, parece más excitante, y de alguna manera, más como lo que un hombre "hace" o "es". Pero ¿qué sucede si no quiero ser así? ¿Qué pasa si quiero ser egoísta? ¿Qué pasa si simplemente quiero decir "no" al sexo, y pido ser contenido? ¿Puedo hacerlo? Bueno, sí, yo puedo, pero esa fue una pregunta retórica. Lo que realmente quise decir fue: ¿podría usted hacerlo? La razón de mi pregunta es que este es generalmente el primer paso en este tipo de terapia sexual - dejar de estar centrado en el coito y el orgasmo para estar relajado, cómodo, juntos en la cama y desnudos, pero libres de conflictos o presiones sexuales.

Una de las razones por las que este acercamiento puede ser exitoso es que incluye un medio ambiente relajado en el cual el pene del hombre no se siente presionado a funcionar - efectivamente, no interesa si funciona o no, puesto que la eyaculación no es el propósito de la experiencia - pero al mismo tiempo da a la mujer mucho de lo que realmente quiere, por lo menos a juzgar por las respuestas de las mujeres encuesta tras encuesta. Esas cosas, en el caso de que se pregunte, son un contacto amante, abrazos y palabras afectuosas, mucho tiempo, apreciación de su belleza y cualidades femeninas, sensibilidad, interés y conexión emocional. Ey, muchachos, ¡no tengan pánico! Es más fácil de lo que pueden pensar, y hay formas geniales de hacerlo que ustedes también gustarán.

Así que... un desafío, ¿no? ¿Qué si logra una erección y quiere ponerla dentro de ella? Bueno, supongo que ya sabemos la respuesta a eso: usted bombeará eternamente y no acabará, dejándolo más crítico que antes, y dejando quizás a su pareja culpándose, o culpándolo a usted, o resentida, o - bueno, ¡algo negativo! El hecho es que usted no es realmente un cavernícola que necesita llevar a la mujer de su cabello a su choza y raptarla. Puede estar con ella y no usar su erección. Puede parar de estar envuelto en su propio deseo de satisfacerla, y volverse más consciente de sus propias necesidades y deseos - son también una parte legítima del acto sexual. En esencia, esto es sobre relajación, no funcionamiento. Pero me pregunto ¿cuántos sujetos saben lo que realmente es la relajación? Ciertamente muchos hombres a los que atendido parecen sentir que no pueden relajarse - que son conducidos a funcionar en el sexo, incluyendo diría, a tener un orgasmo y eyaculación satisfactorios. 

La relajación es suspender la presión - presión por el tiempo, presión por funcionar, presión por hacer las cosas. Es estar en el aquí y ahora, consciente de lo que está pasando en el momento del espacio y del tiempo que esté ocupando: en otras palabras, en el contexto de esta aventura sexual, no concentrados en el resultado final, sino en el proceso mismo. Es también sobre diversión más que sobre competición, aun cuando la competición sea con usted mismo, o más exactamente, con sus propios estándares internos. Y finalmente, es perderse en lo que está haciendo - estar completamente absorbido en el proceso sexual, no sintiendo como si estuviera parado detrás observándose funcionar. En otras palabras, la relajación puede ser vista como abandonar mucho de lo que puede servir para darle sentido de identidad y lugar en el mundo. ¿Puede abandonarse de esta manera durante el sexo? Puede parecer muy difícil para muchos hombres, especialmente aquellos para quienes el control es un elemento importante en sus vidas.

El primer paso es comprometerse a aprender una manera distinta de ser sexual, y saber que su amante o pareja lo apoya completamente en el proceso. Si ella no va a trabajar con usted, entonces tiene otro problema para tratar, porque ella debe aceptar la idea de que el coito puede no ser una parte de su vida amorosa por un tiempo mientras usted se enfoca en un diferente modo de ser sexual. 

El próximo paso en el proceso es comprender y aceptar que todo su cuerpo es una zona erógena. Mientras que muchos hombres saben que la mujer desea ser tocada sensualmente por todas partes, no solamente en sus pezones, pechos y vulva, estamos menos acostumbrados a pensar en hombres teniendo la capacidad de excitarse por toqueteo. Esto tiene mucho que ver con la manera en que crecen los niños - esto es, aprenden que el toque masculino es un golpe en la espalda, un codazo en las costillas, o un firme apretón de manos. Otros toqueteos, se les puede decir, son "gay", "maricas" o "femeninos". En realidad, el toqueteo es la base del afecto amante tierno, que todos experimentamos como bebés, y que continuamos deseando a lo largo de toda la vida. Sin toque físico, podemos perder literalmente toque en sentido emocional con nuestros amantes. El toque es genial para dar y recibir, y cuando es dado sin la expectativa del sexo, puede ser una experiencia tremendamente sensual por derecho propio. Volveremos sobre este punto.

Luego, deje de pensar en el sexo como una secuencia de eventos - juego previo, coito, yacer juntos después. Piense más bien en el placer de hacer el amor como un todo. Entonces, su modelo de hacer el amor puede incluir charlar, masajear, acariciar, yacer lado a lado tomándose de las manos, mimarse, besarse, rodar por arriba y por abajo del otro, lamerse, chuparse, y mimarse cada pedacito del cuerpo del otro. Por ejemplo, ¿alguna vez ha experimentado la sensualidad de un masaje de pies, o ha chupado los dedos de los pies del otro, o ha lamido el área entre ellos? ¿No? Entonces ¿por qué no intentarlo? ¡Pero recuerde hacerlo de un modo relajado! Y desde ya ahora comienza a volverse claro cuánta diversión hay para tener en todos estos procesos cuando su pareja es feliz de compartirlos. Si no es comprensiva, sin embargo, hacer el amor es forzado, reglamentado, y menos de lo que podría ser. Y si su pareja no le está dando lo que quiere, ¿estará quizá su pene reteniendo lo que podría darle a cambio?

Recuerdo una de las primeras relaciones de largo término que tuve con una mujer. En las primeras etapas, una noche, nos acariciamos en el sofá y pasamos mucho tiempo besándonos, conversando, y tocándonos. Las cosas siguieron su curso normal, y tuvimos el rato más agradable y excitante sin siquiera quitarnos la ropa (el frotamiento puede ser una cosa realmente divertida.) La cita fue arreglada para que ella pasara nuestra primera noche juntos en mi lugar... y desde ya cuando llegó esa noche yo estaba muy excitado. Me sorprendí mucho cuando ella dijo, "No me toques las partes íntimas," y luego, viendo mi mirada de sorpresa agregó, "al menos, no comiences con eso." Para ella, era esencial que el hombre no saltara a su vagina o pechos, o incluso a su más bien adorable trasero, antes de estar excitada por besos, toques y caricias en su rostro, piernas, brazos, espalda, y así sucesivamente. Pero lo sorprendente para mí fue que esta mujer, que tenía una actitud muy entusiasta hacia el sexo, deseara ser excitada gradual y emotivamente.

Yo simplemente no había apreciado qué importante puede ser para una mujer calentarse de manera amante, segura. Desde luego, no pude resistir deslizar un dedo a través de su clítoris y labios y luego más adentro de ella, ella estaba más que lista para mi toqueteo, y presumiblemente lo haya encontrado mucho más excitante y gratificante que si lo hubiera hecho antes en el proceso. ¿Cuál es el punto de esto? Bueno, usted puede haber aprendido una manera muy distinta de hacer el amor - unos pocos tanteos y besos mecánicos, una pizca de lameduras y mordeduras, sin tomarla o acariciarla, y después derecho a la rutina pene-vagina. Pero esto no satisfará ciertamente a la mayoría de las mujeres, ni tampoco lo excitará a su máximo potencial sexual. Desafortunadamente, muchos hombres encuentran que se sienten incómodos siendo agarrados o mimados por su amante, o cuando se están metiendo en este delicado toque sensual, quizá pensando que es una pérdida de tiempo, piensan que deberían ir abajo al punto sexual. Si usted encuentra difícil la idea de ser tomados por una mujer, ¿cómo reaccionaría ante la sugerencia que usted podría dejarse tocar y acariciar de este modo sensual estando acostado y disfrutándolo?

Sí, esto quiere decir ¡no tener control! Un pensamiento aterrador, quizá. Entonces, tómelo de mí, puede ser muy excitante para la mujer encontrar que su hombre confía en ella lo suficiente como para estar acostado y dejarla tocarlo suave, sensual y amablemente. 

Todo esto refleja la manera que los hombres son enseñados respecto al sexo: como algo que el hombre le tiene que sacar a la mujer, sea que ella sea renuente a "darlo" o no, como un logro que prueba su masculinidad, quizá, o como algo que él tiene que hacerle a ella, más que hacerlo con ella. Si usted piensa así, entonces podría tratar de cambiar su punto de vista: ver a los toques y caricias mutuos como algo que hace por usted mismo y por su propio goce sexual así como también por su pareja. Voy a afirmar nuevamente que el objetivo de este proceso de toqueteos y suaves caricias es llegar a estar relajado, conectado y en intimidad con su amante. ¿Importa esto? En mi opinión, importa mucho. No sé si alguna vez habrá experimentado esa rara sensación de estar desconectado de lo que está haciendo, o simplemente aburrido durante el sexo. Este es el tipo de sensación que hace al sexo insatisfactorio, desaparecen las erecciones, y fallan en ocurrir las eyaculaciones. Y generalmente significa que usted está incómodo con el proceso, o disconforme no estando en control, o incómodo con la intimidad emocional o física. (Asumo que no significa que usted estaría en otro lado, haciendo otra cosa, con alguien diferente. Si ese es el caso, la relación puede estar en todo caso en un tortuoso camino.) Las mujeres sienten rápidamente cuando su pareja está aburrida con el juego sexual, y pueden sentirse apagadas por el descubrimiento - ¿por qué deben entregarse a alguien desconectado de lo que ellas ven como una parte esencial del proceso de hacer el amor? Entonces intente, no importa qué difícil pueda ser, involucrarse completamente en el proceso, y también dígale a su pareja lo que usted está experimentando - incluso si eso significa decirle que usted encuentra difícil relajarse durante el juego sensual, pero que a usted le gustaría aprender cómo hacerlo, y mientras tanto a usted le gustaría saber cómo darle mejor su placer. 

En síntesis, amistosamente, el toque relajado está en el corazón de la excitación sexual de la mujer - pero lo que no apreciamos es que también eso es esencial para la mayoría de los hombres. El hecho simple es que los hombres que se involucran en el toque sensual a menudo se sorprenden de lo rápido que mejoran sus dificultades sexuales, se reestablece la intimidad, y de qué gozoso y exitoso se vuelve hacer el amor. Y además, el toque no es algo que debe limitarse a encuentros sexuales - las parejas que se tocan regularmente de manera no sexual, sin esperar que siga el sexo (aparentemente los hombres frecuentemente asumen que el toque es igual al sexo,) tendrán mucha mejor calidad de relación que las parejas que se tocan raramente. Entonces ¿por qué no se pone a encontrar las partes más sensibles del cuerpo de su pareja y el modo que le gusta que sean estimuladas? Tómese su tiempo para eso... ¡y hágalo de manera relajada! 

Una palabra sobre los masajes

Los masajes son una gran manera de dar y recibir toqueteo amoroso, pero incluso si el hombre es renuente a recibirlo de cualquier manera, puede realmente disfrutar la experiencia de dar masajes a su amante, ya que comunica emociones, proximidad y cariño de una manera que los hombres frecuentemente encuentran difícil explicar con palabras. Recomiendo estos sitios como buenas fuentes de información (en inglés.) 

Giving and receiving erotic massage (Dar y recibir masaje erótico)

(Masajes genitales para mujeres por hombres) y by women for men (por mujeres para hombres)

Cómo eyacular durante el sexo

Vamos a los problemas físicos. Usted ha establecido algo de comunicación y confianza con su amante, ha usado masaje sensual para ir hacia un sitio más íntimo y conectado, y ahora usted quiere tener coito con orgasmo y eyaculación normales. 

Una señal del progreso hacia la excitación sexual genuina que usted tiene, como hombre anorgásmico, es el alcance hasta el cual experimenta auténticas sensaciones y excitación sexual en su pene. Las erecciones acompañadas por sensaciones eróticas son un signo seguro de excitación sexual genuina - una consecuencia de la libertad de expresar su sexualidad como es realmente, más que como otros esperen que sea. La naturaleza de la fantasía que experimenta también puede decirle sobre el grado hasta el que está liberado de la expectativa que usted será controlador o pasivo durante el sexo (como opuesto, quiero decir, a ser sólo usted mismo y expresar sus propios deseos.

La clave, realmente, es la primera eyaculación y orgasmo que experimenta sin la estimulación pesada y deliberada - el primer orgasmo que es el resultado de la genuina excitación y deseo sexual, más que una situación en la que usted se siente obligado a tener el orgasmo por alguna razón. Es un hecho que para lograr tales orgasmos usted necesita aceptar que no siente ninguna atracción por su pareja, con todas las implicaciones que esto trae consigo. Si la relación merece sostenerla, entonces deje de sentirse usado, y deje de creer que debe haber una razón para el sexo (como "su pareja lo quiere para satisfacerla"), es un buen primer paso. Y pedirle a su pareja lo que quiere es aún mejor.

Pero más que nada, la comprensión intelectual y emocional de que el hombre necesita excitarse antes de intentar coito es la clave que hace que todo encaje en su lugar. Y si siente que está excitado durante el sexo, entonces considere si esta experiencia es similar a la que tiene durante la masturbación cuando usted está genuinamente excitado, y es fácil llegar al orgasmo. Si no lo es, entonces puede no estar excitado durante el sexo, y las técnicas descriptas arriba pueden ayudarle a ponerse en contacto con sus deseos y llegar a ser así. La paciencia y el interés personal son importantes; quizá, más que el interés personal, si usamos la expresión "afirmativo sobre sus propias necesidades y deseos", entonces llegamos más cerca del corazón del asunto. Pruébelo. Espero que funcione en usted. Si no, pruebe leer el libro en el que están expresadas estas ideas (más bien un trabajo académico que popular, pero aún así accesible al lector inteligente.) Los detalles se dan en los enlaces de la tabla de abajo.


2 Sólo poder llegar al orgasmo en un limitado número de maneras

Un email:

Socorro! Tengo un problema sexual y es tan raro que jamás había escuchado sobre él. Ya no sé a quién más decirle sobre este problema. Ojalá que usted pueda darme algún consejo. Comencé a masturbarme a los once años. Sin embargo, mi técnica es distinta a la de otros. Pongo una almohada entre mis muslos y yago sobre mi lado derecho. Mi pene yace entre mi vientre y la almohada. Puedo lograr el orgasmo empujando mi pene contra la almohada. Usualmente me lleva entre 4 y 10 minutos. Lo extraño es que esta técnica sólo funciona sobre mi lado derecho. No tiene ningún efecto cuando me acuesto sobre mi lado izquierdo. El problema es que no puedo lograr el orgasmo usando el método "típico" de masturbación. El trabajo de manos no me da la misma estimulación que la almohada. Tampoco puedo lograr el orgasmo durante el sexo oral o actividad sexual normal. No hay suficiente estimulación. El único modo que puedo tener el orgasmo es acostado sobre mi lado derecho y usando una almohada. Mi mujer y yo tenemos interés en tener niños. No poder tener orgasmo durante el sexo ha probado ser un obstáculo gigantesco. Además, ella se culpa al ver que no puedo tener el orgasmo durante el sexo. Le he dicho repetidamente que el problema soy yo y no ella.

¿Qué pasa? La mayoría de los tipos pueden tener orgasmo con la masturbación, aún teniendo dificultades en el sexo. El problema puede ser que el hombre se ha condicionado a eyacular sólo en ciertas circunstancias, y ahora necesita reaprender cómo acabar "normalmente". Desde ya, si está en una relación asquerosa, puede no estar interesado en tener sexo con su pareja: ¡no hay mucho que pueda hacer por esto! Pero para aprender cómo tener sexo satisfactorio con una pareja, haga click aquí para ir a la descripción del método de tratamiento y lea.


¿Te contraría la eyaculación precoz?

¿Deseas durar más en la cama?

¡Sé hoy ya mejor amante!

Haz clic aquí para ver cómo conseguirlo


3 Pérdida de erección durante el sexo

Estos son típicos de los muchos emails que recibo:

1 Soy un estudiante varón de 19 años, y podría tener un problema... cuando estoy con una chica, antes de tener sexo tengo una erección muy fuerte y dura, pero a veces mi pene se pone fláccido antes de comenzar el coito. ¡Yo quiero realmente tener sexo! ¿Esto es común? ¿Puede ser por estar nervioso o atemorizado? ¿Cómo puedo arreglar el problema para estar duro y erecto como cuando me masturbo?

2 Mi marido y yo somos recién casados y desde entonces él ha tenido un problema para mantener su pene erecto. Comienza duro y enseguida se pone fláccido. ¿Cuál puede ser el problema? Nunca antes habíamos tenido este problema.

3 Siempre tengo sexo sin protección y deseo ponerle fin a esto... pero el hecho es que siempre que estoy erecto y me pongo un condón, mi pene se pone fláccido. ¿Puede decirme por qué?

No existe una razón simple por la que un hombre pierda su erección. Siempre es necesario considerar el contexto en el cual ocurre el sexo: esto es, el grado de interacción en la pareja, cómo uno refuerza o disminuye el sentido de masculinidad o femineidad del otro, la intención con la cual hombres y mujeres se aproximan al sexo, los sentimientos subyacentes que mantiene la pareja entre sí, su nivel de deseo y excitación, y la intensidad del orgasmo y nivel de satisfacción. Pero una cosa es clara: dificultades solamente físicas son raras. (Siga leyendo, ¡se pone simple!) 

Hay una visión cínica, pero quizá tristemente exacta, que los problemas de erección a menudo revelan sentimientos ocultos del hombre sobre el sexo o su pareja: "El pene no reposa" - esta es una manera en que ha sido expresada esta idea. Entonces ¿qué significa? ¿Un pene fláccido significa que una pareja no es compatible sexualmente? Bueno, puede significar eso, pero también puede significar otras cosas. En los casos más simples, que son más fáciles de tratar exitosamente, puede significar que el hombre esté experimentando ansiedad por funcionar, o teme ser rechazado por su pareja, o espera ser impotente porque piensa que alguna breve dificultad en el pasado se repetirá, o que él simplemente está demasiado absorto pensando en cómo siente la mujer, o que él está experimentando alguna culpa de disfrutar el sexo. También hay explicaciones más complejas de un pene fláccido: por ejemplo, en terapia sexual, cuando el hombre comienza a recobrar erecciones más duras, su pareja a menudo pierde su deseo sexual. En tales casos, el pene fláccido está sirviendo a un propósito que parece muy claro - si la pareja lo admite o reconoce o no, los mantiene separados por alguna razón. 

El terapeuta sexual Stanley Althof ha dicho que para tener una buena vida sexual, usted tiene que desear hacer el amor, usted tiene que estar relajado, y usted tiene que concentrarse en sus sensaciones. Lo que él quiere decir es que no es suficiente el aspecto físico del sexo: si hay causas psicológicas de impotencia, tienen que ser exploradas y comprendidas - una tarea que muchos hombres ven como un desafío, porque ven a sus problemas de erección más como una misteriosa falla personal que como un signo de conflicto emocional subyacente o residuo de una experiencia pasada. En esta página no podemos hacer mucho más que referir a problemas emocionales más profundos que pueden causar fallas eréctiles - pero ciertamente podemos examinar los problemas como ansiedad por funcionar, y lo que es más, tener una buena oportunidad de corregirlos con técnicas de autoayuda.

¡Qué vida dura! No lo es cuando tiene "ansiedad por funcionar"

Muy divertido juego de palabras. Pero esperemos que esté dura para cuando haya leído y usado las técnicas de esta página. La mayoría de los terapeutas sexuales trabajarían con el problema así: comenzarían por ayudar al hombre a lograr placer erótico sin erección, una idea que le puede parecer extraña si está acostumbrado a pensar en el placer erótico como si todo fueran orgasmos. Después pasarían a ayudar al hombre a lograr una erección sin esperar el orgasmo. Esto sería seguido por técnicas designadas a ayudarlo a tener el orgasmo afuera de la vagina de su pareja; después él sería ayudado a obtener una erección lo suficientemente dura como para lograr la penetración, y para disfrutar de la sensación de penetración y quizá suaves movimientos - pero no coito (bueno, si está suficientemente dura, puede poner su pene dentro de ella, pero no tiene que hacer más que eso); y finalmente, como puede haber supuesto, debe ser guiado hacia el coito orgásmico completo.

Una buena razón para esta estrategia de tratamiento es que las dificultades eréctiles se originan más a menudo en ansiedad por funcionar (¿lo pararé, permanecerá parado, qué podré hacer con él?) ¿Por qué es eso? Todos los penes del mundo fallan en funcionar. Ese es un hecho de la vida, y difícilmente necesita explicación, aún muchos hombres continúan creyendo que deben poder tener una erección siempre que les sea requerido, y su primera experiencia de "falla" los deja esperando que ocurra de nuevo. No es poco común para un "debutante" experimentar algunas dificultades de erección, especialmente con una pareja que o bien tiene poca experiencia o mucha, quizá algo crítica, o que pone grandes expectativas sobre él. Para cualquier hombre que esté inseguro de su sexualidad, dudoso de su identidad sexual, o que no esté seguro de su masculinidad, el miedo a la impotencia puede ser una renovada fuente de dudas de sí mismo en cada encuentro sexual.

Y desde ya algunas drogas - médicas o recreativas - así como el estrés, el alcohol, el cansancio, y una hueste de otras cosas pueden causar problemas de erección. Pero cualquiera sea el evento que origine algún grado de impotencia, si el hombre no está relajado con respecto a eso, o teme que ocurra de nuevo - bueno, probablemente lo hará. La razón para esto es que, muy sencillamente, la ansiedad puede inhibir la excitación sexual (no que siempre lo hace); puede distraer al hombre ocasionándole que se concentre en problemas sin importancia como qué podría pasar si no logra una erección, más que su placer sexual, y eso inhibe probablemente el mecanismo del sistema nervioso responsable de la erección. 

Vale la pena mencionar que cualquier ansiedad puede hacer esto, no solamente ansiedad relacionada con el temor de fallas eréctiles y sus consecuencias. Por lo tanto, por ejemplo, el hombre que recuerda de repente la culpa por masturbación en su niñez o adolescencia, o la ansiedad o culpa por sexo extramatrimonial - especialmente donde se proviene de un ambiente religioso o social donde el sexo y la masturbación son tabú - puede encontrar que su erección vacila. Y es común para el caso de tener una nueva pareja, o una nueva situación sexual, que se produzcan tales sentimientos: una de las personas que atiendo encontró que no podía tener una erección al ser reprendido por su pareja con un tono de voz que le recordaba a su madre regañándolo por tomarse su pene de pequeño ("No hagas eso, es sucio".)

Tales son las susceptibilidades que afrontamos, y tan numerosas, que muy a menudo no podemos identificar cuál es exactamente la raíz de los sentimientos incómodos - pero, no obstante, la muestra que están allí, y que todavía mantienen poder sobre nosotros, es el pene marchito. Problemas simples a menudo desaparecen cuando son traídos a la luz y discutidos por la pareja. Como he sugerido arriba, si no lo hacen, porque están tan profundamente arraigados, o si el pene marchito no se activa bajo la influencia de los métodos de tratamiento que describo aquí, entonces puede indicarse una terapia sexual más prolongada o psicoterapia de un profesional - sí, una persona. A menudo esa no es una prescripción fácil de seguir por una pareja, considerando lo difícil que la mayoría de la gente encuentra hablar de sexo. Pero llega a ser más fácil muy rápidamente. He provisto abajo de enlaces a algunas organizaciones profesionales de terapia sexual. Siga leyendo... hay más sobre tener erecciones nuevamente en la próxima sección, que puede o no ser relevante para usted.

¿Nada más lo molesta?

No puede subestimarse el efecto que eventos de tipo sexual ocurridos durante la vida, y sobre los cuales puede no haber hablado jamás, o de los cuales puede haberse sentido avergonzado, pueden tener sobre la capacidad sexual del sujeto. Todo lo que se necesita es algún estímulo que dispare la memoria de los eventos en cuestión, y que puedan ser suficientes para interferir con las erecciones. Este tipo de secretos cae dentro de tres grupos: secretos de usted mismo, de su pareja y de algún profesional de quien usted busca apoyo. Ejemplos serían cuando un sujeto encuentra que tiene que encarar el hecho de que es gay o que nunca amó realmente a su pareja; o cuando él ha elegido no - o simplemente siente que no puede - decir a su pareja o terapeuta sobre relaciones sexuales con el mismo sexo o fantasías o deseos, abuso, o inclusive eventos como el suicidio de algún miembro de la familia.

En el caso de que él esté ocultando estos secretos con su pareja o terapeuta, la consecuencia es siempre que la terapia y la cura llevan más tiempo, y el sujeto puede hacer cosas de las que se siente avergonzado, que le impiden aún más su recuperación: por ejemplo, cambio de ropas, o buscar encuentros sexuales con prostitutas. Pero lejos el problema más común es no reconocer la verdad (o desde ya, ni siquiera verla) sobre la relación que ha disparado sus problemas de erección. Para la mayoría de los hombres con dificultades en otras áreas de sus vidas que le causan problemas eréctiles , la cura comienza con un descubrimiento gradual y trabajo en los problemas que lo pueden estar molestando.

Tres ejemplos pueden ayudar a mostrar cómo eventos del pasado pueden causar problemas de erección en el presente, dificultades que pueden no deberse necesariamente a ansiedad en el presente, sino estar basados en experiencias y eventos enterrados durante mucho tiempo. El primer caso es un paciente mío que regularmente se enamoraba de mujeres casadas, gastando mucho tiempo y esfuerzo interviniendo en sus necesidades, generalmente jugando al pretendiente atento. En muchos casos la relación se volvía sexual, a menudo porque las mujeres en cuestión parecían no tener soporte emocional por sus maridos, y se volvían a mi paciente buscando ese apoyo, que era excelente en darlo. Sin embargo, a menudo se encontraba perdiendo la erección cuando la relación era física, aún cuando tenía fantasías con su pareja de ese momento y se masturbaba sobre ella cuando estaba solo. Culpaba sus problemas de erección a enojo hacia estas mujeres causado por el hecho de que a menudo lo trataban irrespetuosamente - después de todo, él nunca se levantó por él mismo, a menudo siendo tratado como felpudo, abandonando sus propias necesidades y su vida para estar a su disposición.

Sin embargo admitía que había mucho deseo sexual presente, y que sus fallas eréctiles parecían ser una manera de evitar tener sexo... para resumir una larga historia, las raíces de esto yacen en su relación como niño con su madre, con la que estaba demasiado cerca y fusionado emocionalmente. Su padre parecía haber sido débil, ausente emocionalmente, y tratado por una completa falta de respeto por su madre. Él finalmente admitió que su madre había abusado de él cuando tenía entre 5 y 9 años de edad, con juego sexual suave, que él detestaba, y que le había causado odio de sí mismo. Sin embargo él había llegado a ver a su madre como su pareja sexual, aunque reconocía muy bien que él no podía tenerla porque pertenecía al hombre con el que se había casado. Era este deseo conflictuado que lo había llevado a buscar mujeres casadas y entonces no podía, literalmente, tener sexo con ellas. 

El segundo caso involucraba a un hombre de negocios de 50 años que era impotente con su esposa, y obsesionado sexualmente por mujeres rubias (su esposa era pelirroja.) Estas obsesiones en algunos casos habían durado años. Lo primero que hizo cuando se encontró con la terapeuta fue decirle que ella era de su rubio ideal, y por la cuarta sesión, le había pedido una cita y se sentía muy atraído sexualmente hacia ella. Al final, ambos descubrieron el hecho que su padre había sido un hombre promiscuo y obsceno atraído por rubias - y le había dicho a su hijo repetidamente que no sería un hombre hasta tanto no siguiera los pasos de su padre: recomendándole especialmente como consejo de padre el hecho que "si tu no te la llevas a la cama en la cuarta cita, no eres un hombre."

Y finalmente un caso reportado por Stanley Althof donde un hombre de 52 años dejó de tener erecciones aún cuando era completamente sexual y viril, y quería sexo. Su esposa había desarrollado artritis y hallaba al sexo doloroso, y la impotencia del hombre parecía ser una manera de no causarle dolor. Cuando la pareja comenzó a hablar de esto, encontraron maneras de tener sexo sin atizar su artritis, y sus erecciones retornaron.

Algunos datos sobre los hombres, el sexo y los problemas de erección

Hay muchas cosas que los hombre llegan a creer de ellos mismos que no son verdaderas. Aquí hay algunas afirmaciones que yo pienso que para los hombres son verdaderas:

No es responsabilidad del hombre satisfacer a la mujer - en el mejor de los casos, el sexo confiere una mutua responsabilidad de buscar el placer a ambos.
Un gran pene erecto no es esencial para el placer sexual de la mujer. Un pene fláccido o semiduro no es un desastre, no interesa cuán a menudo ocurre.
La mujer puede o no preferir sexo con penetración a cualquier otro. A menudo ella disfruta sólo estando cerca emocional y físicamente de su pareja.
El hombre no es una máquina constante de sexo y no puede siempre lograr una erección, pero aún así, él y su compañera pueden disfrutar aún del placer sexual.
La falla en obtener una erección de vez en cuando es completamente normal. Le ocurre a todos los hombres. No dice nada sobre su masculinidad.
La actividad sexual cambia con la edad, pero es aún agradable. Puede tomar más tiempo tener una erección y requerir estimulación física para lograrlo, pero los orgasmos del hombre pueden ser igualmente intensos, y es probable que la mujer esté más satisfecha con el paso más suave y la sensibilidad de un hombre más maduro. Las erecciones pueden ser más blandas que antes, proveyendo sin embargo de todo el placer físico del pene duro como roca de la juventud.

¿Cómo recuperar la erección? - ¡Cualquiera sea la razón por la que se haya ido!

Masters y Johnson, quienes muy bien inventaron la moderna terapia sexual, introdujeron una técnica llamada "Sensate Focus" (Foco en los sentidos) en sus tratamientos para muchas dificultades sexuales. Esta técnica consiste básicamente en tocar a su pareja delicadamente y con emoción de un modo sensual (no sexual.) Esto puede ayudar mucho, sin importar la condición de sus erecciones o el nivel de su satisfacción sexual. Muchos terapeutas sexuales parecen sorprenderse de cuán efectivamente esta técnica puede restaurar la buena función sexual de los varones y mujeres que la usan, pero yo no estoy sorprendido.

Todos queremos el contacto, íntimamente conectados en ese punto, con otra persona, y frecuentemente el sexo nos saca de un encuentro de almas a un encuentro de cuerpos. "Foco en los sentidos" permite a las parejas concentrarse en tocar a la persona, no al cuerpo o el acto sexual, y es inherentemente gratificante para dar y recibir. Se concentra en el placer sensual más que en el sexual, satisface una profunda necesidad de ser tocado - presente desde el nacimiento en todos nosotros, pero muy a menudo abandonado o ignorado, especialmente por los varones - y comunica muy efectivamente que alguien cuida profundamente de nosotros. Si la persona está deprimida o se siente vulnerable, las caricias delicadas atentas de una persona que siente algo positivo por ellas es una manera rápida de comenzar un proceso curativo y reestablecer la confianza - que es, desde ya, el primer paso hacia la recuperación sexual. Más aún, las caricias delicadas reducen la tensión, y cuando se pone en claro que la meta de tocarse no es sexual, sino sólo ser tocado y disfrutar de las sensaciones, minimiza cualquier nivel de ansiedad por funcionar. El hombre no necesita tener una erección, y no se espera que la mujer sea tan sexualmente seductora que logre una; se prohíbe el orgasmo, digamos, lo cual significa que se elimina la presión. Y tales caricias y mimos en una atmósfera de confianza reducen las inhibiciones y la ansiedad, o por lo menos, permiten la exploración segura de las sensaciones de ansiedad..

A menudo es fantástico probar "Foco en los sentidos" ya sea si tiene problemas sexuales o no - si tiene un problema, ¡entonces es esencial! Es una manera genial de tratar las pérdidas de erección causadas por ansiedad, y aumentará ciertamente la sensación de afecto y la fuerza de su unión. (Y si la pareja no se gusta, probablemente no podrá hacer los ejercicios, lo cual podría ayudarlos a seguir adelante y encontrar parejas más apropiadas.) Entonces, ¿cómo hacerlo?

Foco en los sentidos - el Toqueteo Amante

Es simple. Primero, no se permite el sexo - ¡no si está tratando problemas sexuales! Sin embargo, excitar el proceso vale, olvide el orgasmo y el coito por el momento. Entonces decida quién va a ser el primero que reciba el toqueteo placentero. Si uno de los miembros de la pareja tiene problemas en pedir sus necesidades, entonces quizá sea una buena idea para esa persona recibir el toqueteo en primer lugar. O si usted como hombre siente que no es varonil "servir" a su pareja, o que este proceso no es varonil, entonces quizá la mejor idea sea recibir el placer primero, confiado en saber que usted podrá devolver algo de gran placer a su pareja. De todos modos decida quién va a recibir y quién va a dar primero. Para que el proceso funcione, es mejor que ambos estén comprometidos con él, entonces necesita un tiempo reservado sin temor de interrupciones o distracciones. De esta manera usted tiene derecho a tomarse tiempo para usted.

De todos modos, la persona que va a recibir el toqueteo de su pareja yace sobre su vientre, desnuda, tibia y cómoda. Asumamos que usted, el hombre, recibe primero. (A propósito, esta terapia también es efectiva para parejas gay.) Piense en términos de darse a sí mismo a la experiencia. Su pareja lo mimará dulcemente, acariciando su cuerpo desde la cabeza hasta los pies. Ella comienza por la nuca, orejas y cuello. Sus caricias deben ser suaves y tiernas, dadas con cariño y amor o afecto si es posible - y al menos sintiéndolo, no de un modo mecánico o desentendido. Ella puede usar sus labios, lengua o dedos, las palmas de sus manos o las yemas de sus dedos - todo lo que parezca bueno o lindo. Puesto que esta experiencia trata sobre su placer, no se preocupe porque ella se sienta aburrida o cansada - ella puede decirle que se siente así. Más bien, concéntrese en lo que es recibir este suave toqueteo, enfocando en hacerle saber a ella cómo lo está haciendo - por ejemplo, si usted quisiera que ella se moviera más lentamente, o más suavemente, o más firmemente, o usar sus manos en vez de sus dedos, o lo que sea, dígaselo. Si se siente bien o muy placentero, pídale que lo repita - es muy probable que usted encuentre algunas áreas mucho más exquisitamente sensibles que otras al mover ella sus manos o labios sobre su cuerpo.

Ella trabajará sobre su cuerpo lentamente, por sus costados, espaldas, glúteos, muslos internos, por los costados de sus piernas, y por el reverso de sus piernas. Y a usted le puede gustar que ella le preste atención a sus pies, que son áreas muy sensibles para la mayoría de nosotros. El mismo proceso se aplica a todo - caricias suaves, delicadas. Algunos hombres y mujeres encuentran que el más ligero de los toques - nada más que el ligero roce de la punta de los dedos con tan poca presión que sólo mueve los pelos del cuerpo - es muy sensual y estimulante. A propósito - una definición de sensorial - en el caso de que la esté confundiendo con sexy - es: "Que afecta o atrae a los sentidos". Hay otra palabra similar - sensual - que está asociada con placer sexual y gratificación física. Tiene un significado diferente a sensorial, lo cual versa sobre gratificar sus sentidos: en este caso, primariamente el sentido del tacto.

En algún punto, usted se dará vuelta, de modo que ella pueda seguir el mismo proceso en la parte de adelante de su cuerpo. Siendo nuevamente delicada y afectuosa, comienza con toques y caricias suaves desde la parte superior de la cabeza y trabaja hacia abajo por su cara, cuello, brazos, pecho y vientre. Sin embargo ella no tocará ni su pene ni sus bolas. Entonces ella se dirige abajo hacia sus piernas hasta sus pies. Ella usará tanto afecto como pueda durante este proceso, y entonces es posible que tenga una erección - eso no es bueno ni malo, sólo es, pero déjelo. Otra vez, el objeto del ejercicio no ha de ser sexual. 

Después que esté dichoso con lo que ha recibido, es su turno de dárselo a ella. El proceso es exactamente el mismo, excepto que usted va a evitar los pezones, clítoris y vulva. Sólo concéntrese en pasar la mano sobre el resto de su cuerpo de una manera delicada, suave y sensorial. No necesita un libro de instrucciones para hacerlo, solamente siga sus instintos y haga cualquier cosa que se sienta natural o que ella le indique que es lindo. 

Si usted hace esto por cuenta propia, le faltará la ayuda de un terapeuta sexual para evaluar la experiencia con usted. Lo que un terapeuta sexual le ayudaría a hacer es poner en palabras la experiencia interna que tuvo mientras su pareja lo estaba acariciando. Con nada tan íntimo como con esto, si es hecho con conexión emocional y afecto entre la pareja, hay obligación a darse las respuestas bastante profundas, y además ayuda si pueden hablar sobre lo que sintieron y experimentaron. ¡Pero incluso si no pueden, no se detenga ahora!

En este punto pienso que es apropiado apuntar que algunas parejas pueden no ser capaces de llegar hasta este nivel de conexión. Pero está bien. Pueden comenzar con algo mucho más suave: tomarse las manos en la cama en la oscuridad, con el pijama puesto, por ejemplo. Después alguna caricia delicada en los brazos del otro, después quizá acariciarse mientras permanecen en la cama con las luces encendidas pero usando pijama. Cualquier secuencia de eventos que incremente gradualmente el nivel de conexión íntima de la pareja está bien. Alguna pareja podría comenzar tomando juntos un baño caliente, otra masajeándose los pies. De cualquier modo que llegue a la meta final está bien - esa meta es la capacidad de experimentar el sentido global del toqueteo y la desnudez. 

El punto final de este ejercicio (conocido como Sensate Focus 1 (Foco en los Sentidos 1)) es poder hacer esto cómodamente como pareja cómoda y regularmente - puede tomar alrededor de dos semanas sentirse feliz con él. La etapa siguiente de este proceso es Sensate Focus 2, que es exactamente lo mismo que la Etapa 1 con el agregado de una clase similar de toqueteo de pechos, pezones, clítoris, vulva, pene, la abertura vaginal y los testículos. (¡No necesariamente en ese orden!) Una vez más, la manera de hacer esto es ser afectuoso y receptivo, no esperar la excitación sexual, simplemente experimentar las sensaciones, y ver cómo se sienten, aceptar cómo se sienten, y seguir con lo que sea que este proceso traiga en términos de emociones, sensaciones o sentimientos.

La mayoría de las parejas encuentran la experiencia Foco en los Sentidos muy gratificante. A veces una persona disfrutará dando más que recibiendo, o viceversa, pero está bien. También frecuentemente es un sorprendente descubrimiento que la ausencia de erección del hombre o lubricación vaginal de la mujer no sea una barrera para dar y recibir placer. Y realmente, cuando usted piensa en eso, qué cosa estupenda saber que los labios y los dedos pueden proveer placer sensual. Si usted se deja llevar, y encuentra que tiene sensaciones extremadamente eróticas y continúa para tener sexo, pruebe volver al proceso la próxima vez. ¿Por qué? Bueno, sabemos que el método funciona porque ha sido usado por millones de personas para retornar a su vida sexual. Pero antes de seguir...

¿Qué pasa si usted reacciona mal a este tipo de toqueteo en el proceso foco en los sentidos?

Y por mal, quiero decir...

Nos aburrimos/No me gusta/Sólo me hace cosquillas/Él no lo tomó seriamente/Yo quise pero ella no/Él sólo miraba mi cuerpo/Ella no parecía involucrada en lo que hacía/Él se quejó de tener que hacerlo/Él dijo que otras mujeres podían acabar sin esta cagada, entonces por qué no podría yo/Ella se quejó de que yo nunca iba a lograr una erección de esta manera... etcétera.

Bueno, hay muchas razones por las que se hacen este tipo de afirmaciones. En general si una persona (hombre o mujer) ha sido dañada por una mala experiencia en su niñez, evitará la intimidad y puede sentirse amenazada por ella - especialmente si la intimidad infantil fue seguida por abuso o crueldad. Usualmente hacen esto mostrando enojo o ansiedad, inquietud. Puesto que "Foco en los sentidos" es una cosa tan íntima, produce naturalmente altos niveles de enojo y ansiedad en hombres y mujeres con este tipo de experiencia.

La culpa por actividades sexuales o incluso por disfrutar del placer es otro problema para mucha gente. Parece perverso, pero a muchos de nosotros nos enseñaron que nuestros cuerpos son vergonzosos o bochornosos - o que lograr el placer de tocar nuestro pene, clítoris o vagina era sucio, inapropiado o prohibido. ¿He dicho suficiente? Oh... ¿qué puede hacer? Una respuesta podría ser relajarse en el ejercicio y seguir a pesar de la manera que se siente hasta que el poder de la culpa se debilite lo suficiente en usted para ver que en el "aquí y ahora", el sexo y el toqueteo son experiencias profundamente agradables. Pero sé que esto es más fácil decirlo que hacerlo - he visto a algunas personas algo dañadas por el tipo de contacto que recibieron durante la infancia que no pueden pasar esta barrera por ellas mismas, y necesitan el auxilio de un buen terapeuta o terapeuta sexual para poner las cosas en orden. Y eso asume que ellos puedan admitir que hay un problema, que no es siempre el caso. ("De ninguna manera creo en esta basura de tocar-sentir" tiende a ser el tipo de comentario defensivo que uno escucha en tales casos. O como me dijo un hombre: "El único momento en que las personas deben tocarse es cuando un hombre y una mujer tienen sexo." Realmente lamenté mucho escuchar esto, y ciertamente más tarde demostró que este hombre era una de las personas más dañadas que jamás conocí.)

Otro problema donde hay hostilidad en la relación - especialmente si una persona se siente atrapada, explotada o abusada de alguna manera, o quizá no querida o abandonada - es que un compañero puede estar profundamente resentido en dar al otro, y su rendimiento refleja esto. Si la persona que está recibiendo el toque se siente hostil, puede fallar en responder al toqueteo de su pareja, o fallar en encontrarlo placentero - lo que quizá es comprensible: puede no ser placentero genuinamente tener a alguien que odia tocándolo. O la persona puede lograr vengarse de su pareja fallando en reconocer cualquier placer en la experiencia.

El temor al rechazo y el miedo a fallar, que en mi opinión son dos de los más penetrantes miedos de la naturaleza humana, interfieren ambos con el proceso. El primero puede impedir que alguien pida o acepte el toqueteo si se teme que pedir lo que se necesita conducirá al rechazo; el segundo es sobre la ansiedad por funcionar y lograr bien las cosas. Pero es obvio que en este ejercicio no hay nada bueno ni malo.

Para muchos de estos problemas - con la posible excepción de los sentimientos de hostilidad, que a menudo señalan muerte para una relación al menos que la pareja pueda articular y hablar sobre sus sentimientos sin herirse mutuamente - la tranquilidad y el apoyo mutuo y hablar acabadamente le hará superar el obstáculo. Si no, podría buscar un consejero o terapia.

Foco en los Sentidos 2 - Placer Genital

El objeto de esta fase del proceso es tocar y estimular los genitales, pero no producir el orgasmo. Normalmente esto produce excitación para ambos, especialmente cuando los dos pueden usar sus labios y lengua sobre el otro. El sexo oral es una sensación exquisitamente placentera, o puede serlo si ambos compañeros están felices con él - si usted o su pareja sienten algo de resistencia, culpa o desagrado respecto del sexo oral, puede encontrar útil leer la página sobre técnicas sexuales de este sitio web, donde hay algunos enlaces a técnicas y maneras de hacer el sexo oral agradable.

De nuevo, este proceso de dar y recibir placer está destinado a ser independiente del orgasmo, entonces evite cualquier cosa que haga probable acabar a cualquiera. Y si no logra la erección, no importa. Intente dejar de pensar en esto como llevado por el rendimiento - tampoco hay resultados buenos o malos, y puesto que ninguno de ustedes tiene intenciones de satisfacer sexualmente al otro, y el objetivo sólo es disfrutar la experiencia, tener un orgasmo es irrelevante a lo que está haciendo. Su compañera estimulará y acariciará su pene, escroto, área púbica y la parte interna de sus muslos con sus dedos, labios, lengua y cualquier cosa más en que ella piense mientras usted yace de espaldas disfrutando las sensaciones. Ambos el hombre y la mujer deben simplemente probar y permanecer con la experiencia, con sus sensaciones, relajarse y dejar que todo suceda. Si siente algo de ansiedad, no lo vea como excusa para detenerse - es perfectamente posible vivir con una tenue ansiedad, y encontrará que si lo hace, pronto decrece en intensidad. Desde ya puede volver, pero entonces todo lo que tiene que hacer es pasar por ella nuevamente, tanto como sea necesario, hasta que pierda su poder sobre usted.

Después que haya tenido suficiente, ya sea que su pene esté duro o no - y por cierto, no le pida a su pareja que lo haga con movimientos rápidos si tiene una erección - es el turno de la mujer de recibir el placer. Comience yendo gentilmente sobre todo su cuerpo preferentemente como hizo en Foco en los Sentidos 1. Pero esta vez haga esto poco tiempo, entonces pase a sus pechos, besando y mimando sus pezones, jugando con su pelo púbico, jodiendo con los labios de su vulva, acariciando ligeramente su clítoris, y jugando con las partes externas de su vulva. Después de unos minutos de esto, o cuando ella indique que está lista, acaricie la piel sobre ambos lados de su clítoris ligeramente, sin tocar la yema de su clítoris al menos que ella indique que está lista y deseosa - frecuentemente es demasiado sensible para las mujeres ejercer una manipulación directa - ¡porque es más bien diferente del pene! No ponga un dedo en su vagina en esta etapa - sólo excite gentilmente las partes externas de sus áreas femeninas.

Para su placer: 

Las caricias corporales y masajes y las técnicas suaves del hombre para estimular los genitales de la mujer, especialmente su clítoris, de una manera que ha de gustarle, son ilustrados en un fantástico video por dos bellos modelos. Si usted desconoce Foco en los Sentidos, o si quiere ver cómo puede hacerlo, comprar este video es una gran idea. 

Cuando haga esto a su compañera, sea gentil e imaginativo. Deje de tocar su clítoris, o la piel a cada lado, para ir a otra parte de sus genitales, después regrese - sea jodón, y estimúlela. Asegúrese de preguntarle qué le gustaría a ella, y qué quisiera, y entérese de lo que quiere, dígale también cómo es la experiencia para usted, y cómo se siente, viéndola responder a su estimulación: ¿lo excita a usted joderla de esta manera? ¿lo hace sentirse sexualmente excitado, ver que ella responde a su toque? No la lleve hasta el orgasmo, sólo deje que obtenga placer siendo tocada gentilmente.

La razón por la que esto produce excitación es que se elimina la presión que puede provenir del coito, y por consiguiente el miedo y la tensión que vienen con esta presión. En tal situación relajada, las respuestas sexuales del hombre son libres de aparecer, seguras de que no serán puestas a prueba; y para la mujer, la lubricación y el deseo de ser penetradas son reacciones muy comunes - frecuentemente acompañadas por un nivel de excitación que la mujer había olvidado de que era capaz - o jamás había imaginado que era posible para ella. después que la pareja ha logrado exitosamente el placer genital - definiendo el éxito como estar cómodos con la excitación sensual y erótica sin coito - es momento de pasar al paso siguiente: el orgasmo fuera de la vagina. Pero primero, ¿qué si se ha sentido incómodo durante este proceso?

Reacciones negativas al toqueteo genital

¿Quería evitar este ejercicio mirando TV? ¿O se encontró incapaz de dejar de pensar en cosas irrelevantes (negocios, estudios, finanzas) mientras su pareja se lo estaba haciendo? ¿Quizá siente ansiedad por el contacto sexual? ¿O se siente culpable? ¿Quizá usted experimentó esas emociones directamente? Si sintió disgusto ante la vista, aroma o gusto de los genitales de su pareja, entonces eso ayudará a discutir estos temas abierta y francamente con él o ella - un tipo de proceso de insensibilización. Las reacciones más comunes al ejercicio de toqueteo genital son lejos: culpa por obtener placer del sexo; hostilidad hacia la propia pareja; y miedo al rechazo. 

Si su resistencia al ejercicio es poca, posiblemente encontrará que simplemente repitiéndolo hasta que sienta más confianza es la mejor manera de tratar con los sentimientos que tiene. La buena comunicación entre los compañeros también es muy útil en establecer confianza e intimidad. También es genial cuando se da cuenta de que puede ser egoísta y aún estar comprometido con su relación - tomar placer es una experiencia liberadora, y al permitirle abandonar todo excepto lo que está pasando en el momento, es una experiencia refrescante y maravillosa. ¡Sólo relájese en ella! Si encuentra esto demasiado difícil, entonces puede distraerse con su propia fantasía erótica cuando su pareja lo toca a usted - y finalmente, si usted o su pareja sienten que es demasiado ser tocados genitalmente de esta manera, entonces intenten dar el placer a su pareja hasta que llegue al orgasmo, permaneciendo usted mismo/a sin estimulación.. Ver a su pareja excitada, especialmente para el hombre viendo a su mujer teniendo un orgasmo, a menudo será suficientemente estimulante como para ayudarle a superar su ansiedad o culpa.

Volveremos al paso siguiente de este proceso en un momento, pero primero, pensemos en una situación que bien podría pasarle a usted:

Perder una erección dura al querer tener sexo

Suponga que tiene una buena erección, digamos, al besar a una mujer estando en el sofá completamente vestidos, pero la pierde al desnudarse y al estar por penetrarla, o justo después que la ha penetrado. La mejor manera de ganar más confianza y superar la ansiedad - la ansiedad que le causa perder su erección - es seguir un proceso gradual construir la confianza como Foco en los Sentidos, pero adaptarlo ligeramente. (Aunque puede seguir las sugerencias esbozadas arriba y ver si funcionan.)

Así, por ejemplo, usted está disfrutando su juego sexual en el sofá, completamente vestido. Su compañera puede estimularlo dondequiera que esté: por ejemplo, en el sofá, ella puede jugar con su pene a través de su ropa; cuando está feliz con eso, ella puede pasar a jugar con él a través de su cremallera. El próximo paso sería disfrutar del juego sexual con su ropa interior puesta pero desvestido - cualquier cosa que lo haga sentir cómodo, pero que lo lleva en la dirección de estar completamente desnudo y disfrutando del contacto sexual con su amante. Esto le permitirá ampliar los eventos sobre los cuales tiene confianza, paso a paso, y lograr mayor confianza al avanzar. 

Otras cosas que pueden ser muy útiles en aumentar la confianza sexual y permitirle mantener su erección mientras está intimando durante el sexo incluyen: 

Si usted es uno de esos hombres que siente mucha más vitalidad y deseo a la mañana, tomar ventaja de su mayor nivel de excitación a la mañana para llevar a cabo los ejercicios de Foco en los Sentidos, o mastúrbense mutuamente hasta el orgasmo;

Ser masturbado por su compañera usando un lubricante (muy sexy, pero ella podría necesitar que usted le explicara cómo hacerlo, y esto ayuda a decirle mientras lo masturba sobre lo que a usted le gusta y lo que quiere que haga ella)

Masturbarse frente a ella (también muy sexy); 

Distraerse de cualquier pensamiento de ansiedad pensando en fantasías eróticas intensas mientras se masturba o es masturbado por su pareja (a propósito, no importa cuán impactantes puedan ser sus fantasías, su pareja probablemente tiene algunas igualmente sexies o pensamientos raros - hablar sobre ellos puede aliviar la culpa y ser muy excitante - después de todo ¡sólo son fantasías!);

Y para muchos hombres, quizá lo más erótico de todo, ver a su compañera masturbándose hasta el orgasmo.

¡Qué hacer una vez que logra y mantiene una erección firme! 

Foco en los Sentidos 3

¡Y no es ponerlo dentro de ella tan rápido como sea posible! No, el próximo paso en el proceso de ir de erecciones suaves al sexo total es el orgasmo fuera del coito. Oh querido. Lo que esa tonta expresión significa, es simplemente, que ahora va a disfrutar del orgasmo sin coito. Realmente, el proceso es el mismo que Foco en los Sentidos 2, pero esta vez usted y su pareja van a tener un orgasmo. Realmente uno cada uno. O quizá más de uno. Éstos pueden ser por masturbación manual o sexo oral - no importa. El objetivo es simplemente usar las erecciones de las que ahora es capaz para tener un orgasmo, y para que su pareja tenga un orgasmo. Simple ¿no? Bueno, sí, pero recuerde usar el suave toqueteo y las caricias que ha aprendido, tanto como quiera - no es algo que use sólo para tener erecciones duras, sino una manera de incrementar la fuerza de la unión para siempre entre usted y su pareja, incrementando su goce sexual, aumentando su habilidad de dar y recibir placer, y mejorando su capacidad para comunicarse.

Si su compañera no gusta del sexo oral, bueno... tiene un problema, supongo. Esto es especialmente cierto si ella desea solamente un clímax a través de coito vaginal. Realmente, de cierto modo esto pone presión irracional sobre usted - es sólo una minoría de mujeres que puede acabar en el coito. La mayoría requiere que su clítoris sea tocado - y, dicho sea de paso, hay una buena razón para pensar, a pesar de los anuncios de vibradores, que la mayoría de las mujeres que se masturban por cuenta propia lo hacen acariciando los labios de su vulva y su clítoris más que poniendo cosas en su vagina. La mayoría de las escenas en películas porno de mujeres penetrándose son sólo para alimentar la fantasía de los hombres.

Tengo un paciente varón que es conducido a la distracción por el rechazo absoluto de su mujer de permitirle realizar sexo oral sobre ella - y sabiendo cuánto les gusta hacer esto a la mayoría de los hombres, no estoy sorprendido. Ella piensa que es sucio - y siento que esto oculta alguna ambivalencia sobre su propio cuerpo - después de todo, la mujer no tiene que tocar su vulva si el hombre le está poniendo el pene en su vagina y la hace acabar de esta manera. OK, pienso que el terapeuta sexual está fuera de este problema. O quizá usted podría pensar en su propio proceso de suave desensibilización - quizá excitándola con masajes, acariciando y tocando, luego trayendo sus labios y lengua gradualmente más y más cerca de su vulva y clítoris cuando esté muy excitada. Tanto las mujeres como los hombres frecuentemente encuentran aceptables cosas cuando están excitados, que no tolerarían si no lo estuvieran.

Y la última etapa de este proceso, antes del coito total, es llamada contención coital. Todo esto significa que usted pone su pene erecto dentro de la vagina de su compañera cuando ella lo monta. Al principio, el objetivo es solamente disfrutar la sensación sin estar presionado por el coito, sin movimientos, y sin esperar el orgasmo. Al darse cuenta que su erección está firme y viendo que permanece así, la mujer puede comenzar movimientos suaves de sus caderas - no empujones pélvicos vigorosos, sólo balanceo y contoneo gentil de sus caderas. Este movimiento es natural en las mujeres con un alto grado de excitación, pero aun si no está excitada, ella puede balancearse suavemente para darles sensaciones de movimiento, presión y calor. Puede ser realmente una experiencia altamente erótica y sensual para ambos, y conduce a menudo a muy rápido incremento de la confianza sexual. Si siente que es más fácil, que ella dirija el proceso de entrar y salir, y el bamboleo de caderas y el movimiento gentil. O si se siente más confiado estando a cargo, entonces dirija usted los eventos. Haga lo que sea más relajado para ustedes. Al aumentar la confianza, puede comenzar lentamente a empujar gentilmente unas veces. ¡Sin embargo, no va a eyacular dentro de ella en esta etapa! En esta etapa del proceso, usted sale. Haga esto hasta que se sienta feliz y confiado de su habilidad.

Último pero no menos importante - el coito

Y así finalmente llega allí. Coito vaginal. Uno de los actos que definen sexualmente al hombre: satisfacer a la mujer con coito sexual. Pero sólo por el momento sea egoísta. Mientras trabaje hacia orgasmos vaginales, haga lo que sea mejor para usted. Asegúrese que su pareja tiene un orgasmo si quiere uno, pero recuerde que usted está involucrado en un proceso que está diseñado para que usted regrese a la idoneidad sexual. Así que por el momento, ¡SEA EGOÍSTA! Al penetrar, y comenzar a empujar, quizá tentativamente al principio, al ganar confianza de que su erección está aquí para quedarse, haga lo que sea que necesita para sentir confianza. Gratifíquese con fantasías sexuales. Use cualquier posición, velocidad o fuerza de empuje que necesite, abandónese a sus emociones y eyacule dentro o fuera de la vagina, como quiera. El período durante el cual usted va hacia el coito vaginal total es uno en el cual no debe poner presión sobre usted mismo ni sobre su erección - y si tiene alguna duda sobre su habilidad de acabar dentro de ella, entonces salga y tenga un orgasmo fuera de su vagina. Tarde o temprano estará seguro de su habilidad para tener coito total. Y si tiene cualquier duda, siempre puede volver a estas técnicas y recuperar su confianza.

Otro pensamiento

Quizá de todos los aspectos del comportamiento humano, el comportamiento sexual sea el único con el máximo potencial para revelar cómo nos sentimos con respecto al otro. Puede ser bien cierto que sólo una pareja que es genuinamente feliz y contenta mutuamente puede resolver dificultades sexuales felizmente y sin conflictos. En donde los compañeros estuvieron jugando algún tipo de juego, el resultado puede no ser tan bueno. Por ejemplo: el marido comienza a tener buenas erecciones nuevamente, y la esposa se pone ansiosa, deprimida o quejosa. La esposa carece de calor o ánimo hacia el marido que adquiere nuevamente su función sexual porque teme perderlo por otra mujer ahora que es potente nuevamente. El marido realmente intenta salir y tener una aventura porque ve a su esposa como una mujer fría ("Ella es una perra fría".) Bueno, podría seguir... pero usted sabe lo que quiero decir, estoy seguro. La vida es compleja, y también lo son las relaciones... si su terapia sexual no funciona, quizá haya otros problemas trabajando por debajo de la superficie de su relación que necesita tratar. Pero cualquiera sea su situación, recuerde la alegría y felicidad que pueden venir de estar con la pareja correcta, sexual y emocionalmente. Buena suerte. 

4 Pérdida de la erección en situaciones específicas como cuando se pone un condón

Al menos que el hombre esté relajado y libre de ansiedad cuando hace el amor, va a tener problemas. Puede lograr la erección, pero luego puede perderla, o puede no lograr la erección en absoluto. Deseo enfatizar aquí que las erecciones suben y bajan durante el sexo - esto es normal, y en tanto que no cause ansiedad al hombre, encontrará que su pene se vuelve a poner duro cuando vuelve a comenzar la estimulación (es también normal desde ya, que la erección permanezca dura y erguida en tanto la pareja lo esté haciendo - especialmente en hombres más jóvenes.) Pero he perdido la cuenta del número de emails que he recibido de hombres jóvenes que dicen que todo está bien hasta que se ponen un condón - entonces su erección se marchita, y eso, por decirlo así, es eso. Y un buen número de sujetos jóvenes me han escrito diciendo que su erección es buena hasta que la vagina en el centro de sus atenciones es expuesta, lista y esperando, y entonces - sí, la misma vieja historia, su erección se va. ¿Qué pasa aquí?

Bueno, la buena vieja escuela de pensamiento Freudiano tendría mucho que decir sobre la segunda situación - temor de que la vagina castre al hombre, le corte el pene, etc etc. Y supongo que para algunos hombres, especialmente los que han tenido una relación inapropiadamente sexualizada con su madre, hay una posibilidad de que la absorción de un pene por una vagina podría estimular procesos de pensamiento sobre ser absorbido ("comido") por la psiquis de su madre ("femenina".) Pero yo sólo presento la idea como una digresión - cualquier hombre con este grado de dificultad con las mujeres necesita una ayuda terapéutica más profunda que la que ofrezco aquí.

En realidad, la mayoría de las pérdidas de la erección es por ansiedad por funcionar - "¿responderé?" - miedo de rechazo por las mujeres, miedo de ser impotente otra vez porque ya pasó antes, y demasiado preocupado o tomando demasiada responsabilidad por el placer de la mujer. 

Para encarar estas situaciones, mejor puede comenzar por donde sabe que tiene confianza. Entonces, si besar y acariciar lo excita y le produce una erección dura estando completamente vestido, ese es para usted un punto donde comenzar. Puede empezar su propio tratamiento de autoayuda jugando con su pareja estando vestido. Más tarde ella puede estimular su pene a través del cierre, pero usted todavía tiene su ropa puesta. Después, ella puede jugar con usted mientras tiene sacados los pantalones, pero los calzoncillos puestos... ¿capta la idea? En un proceso de desensibilización progresiva, que está basado en esas situaciones en que usted está erecto, gradualmente trabajando a partir de ellos paso a paso hasta tener más confianza. Un buen método para estimular la erección es el sexo oral. Este es el procedimiento sexual que muchos hombres encuentran como el más excitante, y raramente falla en producir una erección. Pero la idea en esta etapa no es tener un orgasmo - sólo confirmar la erección. (Tenga el orgasmo después si quiere.)

Debe tener cuidado de no comenzar a criticarse a usted y a su performance mientras disfruta de esta situación - mirarse y juzgarse causará casi seguro que su erección se debilite, o desaparezca. Debe estar inmerso en el momento, una buena manera de hacer esto es perderse en vívidas fantasías eróticas. En otras palabras, cuando su pareja lo estimula, disfrute de una fantasía para ayudarlo a reducir su propia ansiedad. Si éste es un problema para su pareja ("Es como hacer el amor con alguien más en el cuarto"), bueno, puede que se sienta insegura con ella misma, y se requerirá algún trabajo terapéutico más profundo para ayudarla a construir una mejor autoestima.

Una vez que tiene confianza en que puede obtener y mantener una erección como esta, entonces puede seguir adelante hasta el orgasmo logrado por medio de estimulación manual u oral. El procedimiento corresponde a la descripción de arriba - excepto que su pareja puede estimularlo hasta que usted acabe. Si usted encuentra que su pareja expresa disgusto por no poder tener orgasmo por medio del coito, y rehúsa aceptar el placer del orgasmo por masturbación o penetración vaginal con un dedo, entonces puede preguntarse cuánto apoyo le está dando o no - y dónde deja esto a su relación. (Un pene fláccido es un blanco fácil de culpar para problemas de relación que van lejos más allá de la falta de erección. Y la falta de erección ¡NO DICE NADA sobre su grado de masculinidad!)

Ahora, supongamos que usted tiene una erección dura esperando lo que una erección hace naturalmente - ingresar a una vagina deseosa y receptiva. El primer paso es entrar a la vagina por un instante - sin la expectativa o presión para realizar el coito, sino con el simple objetivo de estar allí y duro. Puede bombear un poco, pero no eyacule dentro de su pareja. Obtenga su orgasmo por estimulación de su pareja después que haya salido. Puede entrar y salir algunas veces, con pocos bombeos cada vez, y reforzar su erección con estimulación manual de su pareja si comienza a ablandarse. Y puede ser más fácil para usted si tiene a su compañera arriba, y ella guía a su pene dentro y fuera de su vagina, empujando ella misma algunas veces estando usted dentro de ella. Esto puede ser menos generador de ansiedad para usted que estar a cargo del proceso usted mismo.

Regresando al sexo

Ahora usted simplemente sigue adelante para disfrutar el mismo juego sexual que describí arriba pero tiene la libertad de eyacular dentro de su pareja si siente que lo desea. ¡Y puede ser egoísta! Esto no se trata de satisfacer las necesidades de su pareja a través del coito sino sobre ayudarlo a cambiar sus problemas de erección para una mejor calidad de vida! Si ella no acaba como usted permítase relajarse y bombear hasta el orgasmo, entonces ella puede tener un orgasmo por medio de la estimulación clitoridiana después que usted haya acabado. Y se le recomienda en especial usar lo que sea que le permita alcanzar el orgasmo si eso es lo que quiere - incluyendo bombeos rápidos, fantasías y las posiciones que sean más excitantes para usted. Para reiterar - todo consiste en reestablecer la confianza en su capacidad de mantener la erección y eyacular dentro de su pareja. Una vez que haya establecido esto, ¡puede continuar para refinar su técnica de coito!

Ponerse un condón - perder la erección

Para los hombres este es un problema muy común. No sé por qué - quizá los sujetos que pierden la erección cuando pasa la goma temen el embarazo, y el condón es un signo evidente de la posibilidad de que esto pase. Pero pienso que hay una solución simple - el condón femenino. Puede leer más sobre este milagro de la tecnología sexual moderna en la página sobre condones de este sitio. Ayuda a muchas parejas que desean sexo seguro con una sensación sin temores para el hombre. El condón femenino es muy delgado, sensible y transmite el calor de la vagina muy fácilmente, por lo cual es una sensación muy natural.